Inicio » Opinión » Participación Campesina Protagónica

Participación Campesina Protagónica

    Compartir

Luisa E. Morales L.- ¿Quién siembra? La respuesta debe comprender varios aspectos relevantes para la construcción de la historia dentro de un esquema de nuevas estructuras; de no ser así, estaríamos resolviendo una coyuntura de carácter económico, pero no se estaría cambiando revolucionariamente una estructura.

El modo de producir comprende la estructura productiva de carácter económico que debe ser sustentable y sostenible; los rubros alimentarios enmarcados dentro del concepto cultural del “que comemos”, quiero decir, sembrar dentro del concepto histórico cultural de lo que comemos, como modo de socializar nuestras costumbres, hábitos y forma de alimentarnos desde los comienzos de nuestra nacionalidad. Esto envuelve la noción  de quien consume y sus hábitos alimentarios.

No se trata solo de consumir, sino de que se consume. Importante es, por tanto, quien siembra, que rompe el esquema capitalista del hecho de producción y agrega el factor humanista de la incorporación del campesino en la actividad humana productiva de alimentos para la sociedad organizada.

Resulta ilustrativo del tema la afirmación del maestro Pierre Vilar dentro de su teoría de la historia total: Un modo de producción es una estructura que se expresa en tipo de realidad social total puesto que engloba en las relaciones, (1) Las reglas que presiden la obtención por el hombre de productos de la naturaleza y la distribución social de estos productos; (2) las reglas que presiden las relaciones de los hombres entre ellos, por medio de agrupaciones espontáneas o institucionalizadas; (3) Las justificaciones intelectuales o míticas que dan de éstas relaciones, con diversos grados de conciencia y de sistematización los grupos que las organizan. Entonces no se trata de un concepto solo capitalista o liberal de producción, sino que el termino de justicia se afinca en quien posee los medios de producción, en este caso, la tierra, el agua, los elementos necesarios.

La libertad del hombre del campo para producir alimentos, escoger los rubros e intercambiar y distribuir. De igual manera, la participación del productor del campo en las decisiones de la nueva estructura productiva agraria.

Por tanto, no se trata de sustituir elementos de producción sin considerar el cambio revolucionario que incorpora al ser humano como protagonista, pues estaríamos repitiendo el esquema capitalista, liberal burgués, excluyente y dominante.

lemoralesl@gmail.com

Luisa E. Morales L.

 

Agregar Comentario

Click here to post a comment