Inicio » Opinión » ¡Ojalá no se les ocurra!

¡Ojalá no se les ocurra!

    Compartir

Beltrán Haddad.- Nos amenazan con violar el derecho de vivir en paz y esa amenaza de agresión que se asoma es precedida de bloqueo económico, comercial y financiero impuesto por el Gobierno de EEUU con apoyo de la Unión Europea y el Grupo de Lima; luego nos declaran en “crisis humanitaria”, pero paradójicamente nos quitan el derecho a comprar alimentos y medinas, e internamente nos hacen la guerra con la especulación, el acaparamiento, el alza de precios y la hiperinflación.

De vecino tenemos un gobierno enemigo que abre las puertas al ejercicio de poderes paralelos a los poderes legítimos y constitucionales de Venezuela; que permite el buque hospital con todas sus connotaciones e ingresa a la Otan y se retira de la Unasur, al tiempo que en Quito el Grupo de Lima se rasga las vestiduras ante la “peligrosa” migración venezolana y pide dólares para “ayudar” a los “refugiados”. ¿Estamos ante una inminente alteración de la paz en esta región del continente?

El escenario desde fuera ya casi lo completan. Se ha dicho que nada escapa a la dialéctica de la enemistad. Se trata del odio o aversión hacia Maduro, su gobierno, al chavismo y a la revolución bolivariana. No hay escapatoria de la lógica fatal de la política como enemistad, diría un estudioso de estas situaciones políticas. Ellos están creando el escenario y utilizan la mentira mediática para invadir a Venezuela. Tienen nombres y apellidos abiertamente conocidos, gobiernos de derecha, organismos internacionales y sus estrategias.

La guerra contra Venezuela la asoman desde Colombia. No hace falta mucha profundidad en el análisis para entender lo que está pasando. Hace tiempo que la acción militar imperialista ha sido el recurso ideal para azotar a los pueblos e imponer alternativas políticas cuando no convienen gobiernos progresistas o de izquierda; o controlar el petróleo, el gas o cualquier recurso natural que ambicionan.

Walter, como queriendo no decirlo, tocó el punto sorpresivamente y lo dijo. Pero hoy, esa amenaza de invasión y guerra tiene en el tiempo aquellas palabras del Fiscal estadounidense Robert Jackson, a raíz del juicio de Nuremberg: “el desencadenamiento de una guerra de agresión es un crimen que ninguna situación política o económica puede justificar”. Por eso les digo: hay que estar alerta porque asoman la guerra y aparecen como echando la suerte para pasar el Rubicón. ¡Ojalá no se les ocurra!

Beltrán Haddad
Abogado

Agregar Comentario

Click here to post a comment