Inicio » Opinión » Mientras tanto

Mientras tanto

    Compartir

Ramón Guillermo Aveledo.- Mientras declina la importancia de nuestro país como exportador de petróleo y muchos analistas avizoran el ocaso, no veloz pero sí predecible, de los combustibles fósiles, otros países petroleros exploran nuevas posibilidades y se reposicionan en la competitiva economía mundial. Con ello, protegen a sus pueblos, entretanto los venezolanos somos cada vez más vulnerables.

El ingreso venezolano por exportación de petróleo y derivados fue en 2017 la cuarta parte del que era en 2013, aunque el precio del crudo fue aproximadamente la mitad. En 2018 se espera que la cotización internacional mejore, pero no así el ingreso venezolano. Estamos exportando menos. Nuestra producción petrolera es menor. Cayó 12% en 2016 y otro tanto el año pasado. Resulta inverosímil que la culpa recaiga exclusivamente en Ramírez y su equipo, que sin duda la tienen, y queden liberados de ella Maduro, que hasta lo nombró vicepresidente económico y el resto del gobierno y la mayoría oficialista en la anterior Asamblea Nacional, quienes en el mejor de los casos fueron irresponsables por negligencia en el control del manejo de nuestra principal riqueza.

El planeta vuelve su mirada hacia energías más limpias. Es la tónica de los acuerdos de París que el actual gobierno norteamericano denunció el año pasado en decisión reversible, de acuerdo a lo que declaró el propio Trump junto al premier noruego en enero. El gas natural licuado, más limpio es mercado ascendente. Su jugador mayor es Qatar. Tampoco estamos allí, al menos con la fuerza debida. Y las decisiones sobre el gas venezolano se tomarán en Moscú, dado el acuerdo suscrito entre el gobierno y Rosneft, sin aprobación de la Asamblea Nacional, constitucionalmente requerida.

Arabia Saudita, primer exportador petrolero del mundo, está en un ambicioso plan para diversificar su economía. Claro, no se conforman con la retórica. Deciden y hacen. El pasado martes 6, la sección económica de The New York Times, abre con amplio reportaje “Del oro negro a los rayos dorados”, en el cual explica cómo el reino wahabita no solo busca un cambio en su producción y consumo energético interno “sino emerger como una potencia global en energías limpias”. Para fin de año, su gobierno invertirá siete millardos de dólares en siete nuevas plantas solares y una granja eólica (de viento). Sacar provecho del sol y del viento para transformar su economía y así atraer inversiones y generar empleo para sus jóvenes. ¿Y nosotros qué?

@aveledounidad

Ramón Guerrillero Aveledo

Agregar Comentario

Click here to post a comment