Inicio » Opinión » Mantener esa llama, pero…

Mantener esa llama, pero…

    Compartir

Aurora Lacueva.-  Los veo en diversos lugares y situaciones: caminando largas distancias para llegar a sus trabajos, dada la falta de transporte o de efectivo para pagarlo; asistiendo a clases; lijando y martillando en una carpintería; atendiendo en una oficina, con un saludo y una sonrisa…

Observo a editores luchando por mantener su producción a pesar del total descontrol en los precios; a estudiantes universitarios que no solo hacen sus trabajos sino hasta los repiten si no son óptimos los resultados iniciales; a enflaquecidos repartidores de abastos echando bromas mientras van y vienen con botellones de agua y cajas de hortalizas. Hortalizas, por cierto, que cultivan campesinos a quienes no puedo ver, pero que ofrecen día tras día los frutos de su esfuerzo. Como los ofrecen quienes manejan un taladro petrolero, cosen uniformes escolares o se afanan por mantener una coral.

En medio de la difícil circunstancia que vivimos, hay todavía muchas personas dando lo mejor de sí en el trabajo y el estudio, sosteniendo la vida de nuestro país. También apreciamos desidia, rebatiñas y corrupción, pero ese callado empeño de muchos es lo que nos mantiene. Tenemos que reconocerlo y valorarlo.

Sin embargo, el esfuerzo de hormiguita de tanta ciudadanía no va a bastar para sacarnos de la crisis. Necesitamos de políticas más acertadas del gobierno nacional: el prometido cambio no aparece. Será insuficiente sustituir algunos ministros y reajustar un poco las líneas de acción ya existentes. El tiempo apremia, pues cada hora que pasa se van agravando y ramificando los problemas, se hacen más dañinas sus consecuencias y resultan más difíciles las soluciones.

No es cuestión de triquiñuelas ni de excusas. Se impone el diálogo con diversos sectores de la sociedad, incluyendo a “las oposiciones”, a fin de llegar a algunos acuerdos básicos de convivencia, y de ordenamiento y estímulo a una economía sana.

Aferrarse al poder “como sea” no puede traer sino males para el país. En lo económico, es bueno oír a defensores de otras iniciativas, distintas a las ya aplicadas: en la lucha contra la inflación, el control de la corrupción, la obtención de financiamiento y la recuperación de la producción petrolera. Lo que se ha venido haciendo no ha sido suficiente.

lacuevat@hotmail.

Aurora Lacueva

Agregar Comentario

Click here to post a comment