Inicio » Opinión » Luisa Estela Morales | Fundo estructurado

Luisa Estela Morales | Fundo estructurado

    Compartir

ÚN.-Considerar el modo de producción como asunto escueto de capital y trabajo en este momento histórico pudiese resultar simplista; por ello, referirse a la estructura de producción complejiza el concepto.

Así, el derecho agrario moderno nace y se desarrolla desde el concepto que abarca la estructura física, la organización de los factores o elementos de producción y la estructura jurídica del fundo, dentro de la cual se desarrolla un concepto jurídico importante, el del fundo estructurado denominado por los clásicos fundus instructus y sobre ese fundus donde se organiza la producción agraria, se establecen importantes conceptos jurídicos: la destinación de elementos para la producción, es decir, bienes destinados a una actividad agraria; de modo que tierra, edificaciones, silos y áreas de depósitos, además de las semillas, enseres, insumos y maquinarias están organizadas, es decir, estructuradas para la actividad productiva agraria.

La destinación de bienes a la actividad agraria es protegida por la norma jurídica consagrándola como inembargable e indivisible, es decir, sirve este concepto jurídico a los fines de asegurar la sustentabilidad de la actividad bien sea agrícola, pecuaria o de otra índole.

Los elementos que se conjugan en un fundo estructurado aseguran la continuidad y eficiencia tanto para el agricultor como para la comunidad que necesita de los productos agrarios. Escudriñar este concepto daría un tema por demás importante para la Asamblea Nacional Constituyente a los fines de asegurar las áreas de producción agrarias (periagrarias) y darle continuidad a la actividad productiva agroalimentaria.
lemoralesl@gmail.com