¿Les importamos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

¿Importamos algo en la lucha por el poder que llevan Gobierno y oposición? Según se conoce, la Corporación Andina de Fomento dispone de 350 millones de dólares para un buen préstamo, destinado a mejorar la situación de nuestro sistema eléctrico. Pero el proceso está paralizado a la espera de que Ejecutivo y Asamblea Nacional se pongan de acuerdo, y a que el Gobierno de Maduro acceda a administrar los recursos bajo supervisión internacional.

Cuando pensamos en la difícil situación que viven millones de personas debido a la crisis eléctrica, nos alarma la inacción del liderazgo. Todos estos años de creciente deterioro en el suministro eléctrico significan no solo mala calidad de vida sino pérdida de emprendimientos construidos con esfuerzo, dificultades en la atención a la salud, desempleo, fallas en el servicio de agua… ¿Hasta cuándo hemos de seguir así?

De manera similar, un programa bien realizado de Petróleo por Alimentos -como ha existido en otros países víctimas de sanciones- se haría notar de manera rápida, con progresos en la dotación de hospitales y comida a precios accesibles, gracias a importaciones de productos y también de equipos e insumos para nuestro agro. ¿Por qué no se concretan ya avances en esta línea? Hay niñas y niños afectados por una nutrición deficiente, hay enfermos que no disponen de sus medicinas, ¿no merecerían rápida respuesta?

Pero no, las iniciativas son cuidadosamente sopesadas, cual dos jugadores frente a un tablero de ajedrez. Uno mueve aquí, el otro responde allá, el primero inventa una nueva jugada, su oponente genera otra mejor… Y así van, con nosotras y nosotros al margen. El objetivo es el poder, todo el poder. Sin embargo, la derrota total del contrario no será posible, aunque cada lado cuente con el apoyo de esta o aquella potencia, y aunque inventen sus respectivas tretas. Deben negociar. Y cuanto más se tarden más deteriorada quedará la sociedad venezolana.

Por eso ha sido tan importante la iniciativa de algunos partidos de oposición que han abierto un diálogo con el Gobierno, el cual ya está obteniendo logros y debería producir otros mayores. Hay que tender puentes, ceder de lado y lado de modo sensato, y centrarse más en cortar el descalabro del país y menos en el interés partidista.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad