Inicio » Opinión » La peor economía

La peor economía

    Compartir

Ramón Guillermo Aveledo.- Los venezolanos vemos cómo mientras los precios de cualquier cosa que compramos suben cada día, el valor real del dinero que ganamos con nuestro trabajo se esfuma. No hay sueldo que le aguante el paso a la inflación que no solo es la más alta del planeta entero, sino que ya se convirtió en hiperinflación y resulta incomparable con la de otros países que sufren el fenómeno.

Maduro insiste en atacar el problema aumentando el salario mínimo, y lo que hace es tratar de apagar el fuego con gasolina. Esa plata que pone el gobierno en nuestras manos vale menos porque no tiene respaldo real y porque en el mercado hay menos producción y menos importaciones. Nominalmente, de enero de 2008 (Bs.F 1120,79) a enero de 2017 (Bs. 104.358,15) el salario mínimo y el bono de alimentación casi se multiplican por diez, pero todos sabemos que compran mucho menos, incluso que el salario mínimo y bono de 1998 (Bs.156.400,00) al cual si le quitamos los tres ceros, quedaría en 156 bolívares con cuarenta céntimos.

¿Qué quiere decir que la plata hoy no tiene respaldo real? Pues que se emite sin que el ingreso suba ni haya más reservas sino menos y sin que la economía venezolana haya crecido. Es como si nos pagaran con billetes falsos.

No hay motivo para sorprendernos. Bloomberg, la firma internacional de análisis económico y financiero, tiene un índice de las economías más miserables, basado en la combinación de inflación y desempleo. De acuerdo a esa medición, la nuestra no solo es la peor economía del mundo, sino que estaría cincuenta y seis veces peor que la siguiente. Y eso que toma en cuenta el machetazo que por decreto dio a los precios el gobierno hace poco, que ya quedó en el olvido porque la inflación retoña con más fuerza y tranquilamente, puede sextuplicarse este año.

Ya los números no caben en nuestras cuentas y mucho menos en nuestras cabezas. Lo que sí sabemos es que el dinero no vale nada aunque cueste ganárselo y uno debe comprar lo que consiga, al precio que lo vendan, porque nunca puede estar seguro de cuándo va a volver a encontrarlo.

Todo esto pone en riesgo la seguridad de la Nación. ¿Cómo no? Quien no lo entienda que se lea el artículo 326 constitucional. Su noción integral que es corresponsabilidad del Estado y la sociedad civil, incluye “la satisfacción progresiva de las necesidades individuales y colectivas de los venezolanos y venezolanas…” Meta de la cual nos alejan cada día las políticas de este gobierno.

@AveledoUnidad

Ramón Guillermo Aveledo

Agregar Comentario

Click here to post a comment