Inicio » Opinión » La fuerza del Estado

La fuerza del Estado

    Compartir

Oscar Bravo.- Si hay un constructo teórico, que siempre ha sido fascinante para las ciencias jurídicas y políticas, ha sido la sistematización, definición e importancia de lo que se conoce como El Estado. Algunos de los significados que se han dicho y escrito, alrededor del “Estado”, está el de Webber, quien consideraba al Estado como una organización burocrática, que tiene el monopolio de la violencia y el marxismo, expresa, que El Estado, es un instrumento jurídico-político de dominación, de una clase social sobre otra. Pero algo está ocurriendo con el verdadero papel que debe demostrar en la praxis política, la fuerza del Estado y eso se materializa, a través de lo que se conoce como el poder. El Estado es poder, por lo tanto debe ejercerlo y mostrarlo, para que quede blindada, legítima y legalmente, el sentido y la acción de la autoridad…

Quiero destacar dos ejemplos, sobre ciertas dificultades para identificar de manera nítida, si El Estado, ejerce eficazmente el poder,: 1.- El transporte público: no hay algo más caótico que todo lo que está alrededor del transporte, pareciese que la autoridad no existe, o no tiene la suficiente fuerza para poner orden, en un sector que está caotizado, que prestan un mal servicio, el precio del pasaje, no se respeta y cobran lo que les da la gana, y El Estado no aparece como autoridad reguladora de toda ésta actividad que tanto daño y consecuencias negativas, (ausentismo laboral y estudiantil) que está afectando la psique y el bolsillo de las usuarias y usuarios, que necesitan utilizar éste servicio que debería estar en manos del Estado. Para agudizar la crisis del transporte público, está el mal servicio del Metro de Caracas,. 2.- La hiperespeculación, la anarquía de los precios, es una clara muestra del no respeto y obediencia al Estado y a las leyes, en donde lo que se conoce como precios justos y acordados, son burlados de manera evidente y  pública, y los precios  bachaqueados, se han convertido, en la ley del más fuerte., ¿Cuál es la real fuerza del Estado, que no puede impedir la brutal y descarada especulación y abuso con los precios? ¿Cuál es la capacidad sancionatoria del Estado para atacar a éstos nefastos delitos?…

Con estos pequeños ejemplos, intento descifrar la verdadera capacidad del ejercicio del poder por parte del Estado, que permite reflexionar sobre el sentido y significado de la autoridad, como figura de aceptación y obediencia a los instrumentos jurídicos-políticos,  que demuestran a un poder formal que no es el poder…y a un poder fáctico que sí es el poder…

Oscar Bravo

Politólogo.

Agregar Comentario

Click here to post a comment