La feria y Los Miserables

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Cinthya Machado Zuloaga llega con la novela El poder del perro, de don Winslow, en su mano derecha. Me da un beso, se sienta y dice: “Aquí está la historia del narcotráfico en México. Es uno de los mejores libros que he leído”. Coloca el libro sobre la mesa. Mira a su alrededor y vuelve a tomar la palabra: “En el extranjero se preguntan sí es verdad que aquí están presentando ese espectáculo internacional que se llama Los Miserables, basada en la obra de Víctor Hugo, y también preguntan sí es cierto que hay una Feria Internacional del Libro, y después que uno les dice que sí, es verdad, ellos se preguntan: ¿Y entonces cuál es la dictadura y la tragedia de la que hablan Julio Borges y Antonio Ledezma cada vez que piden dólares y sanciones contra Venezuela?. Y es una buena pregunta, porque hay que ser bien cerradito de cerebro, o como dice mi padre, hay que ser bien Guaidó, para creer lo de la dictadura”.

Se detiene y el mesonero aprovecha para acercarse con las dos tazas de café y le dice: “Mi reina, una palabra suya basta para alegrarme la vida”. Y ella sonríe y el mesonero coloca las dos tazas de café sobre la mesa, y se marcha feliz.

Y sigue diciendo Cinthya: “Ojalá que los líderes de la oposición, si los podemos llamar así, porque todos sabemos que allí lo menos que hay son líderes, ningún líder hubiese aceptado a Guaidó como presidente interino; ojalá alguno se acerque a la Feria Internacional del libro para que la gente crea que por lo menos lee, que ya eso es sospechoso, sobre todo en esa gente que a lo mejor fueron al espectáculo de Los Miserables, pero a la feria no van porque allí hay que leer y ellos no saben de eso”.

“Y lo que también estamos viendo- sigue Cinthya- es la feria de la miseria de la derecha, que cada vez aparecen más evidencias de los robos que está haciendo la gente de Guaidó, y no son capaces de decir no es no, como decían antes, cuando estaban en campaña cometiendo errores. Y ahora, por lo visto, los seguirán cometiendo porque dicen que no van a elecciones ni con un nuevo CNE”.

Y termina diciendo: “De paso, fui a ver Los Miserables, y salí encantada. Ojalá que me pase lo mismo en la feria, aunque te confieso que nunca he ido al centro de Caracas, pero parece que ahora sí voy a ir”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×