Inicio » Opinión » La Europa de siempre

La Europa de siempre

    Compartir

Asalia Venegas.- Están ocurriendo cosas insólitas desde el punto de vista geopolítico. Europa, la vieja Europa, aparece a la zaga de Estados Unidos. Desde hace rato, las decisiones que toma el imperio son aplaudidas o seguidas a pie juntillas por la Unión Europea, que se quitó sus preseas y casacas para obedecer a Trump, supremacista y racista, lo que enorgullece a la derecha anglosajona.

Ya Obama -de una forma absurda- había sancionado a Venezuela por representar una “amenaza inusual y extraordinaria contra Estados Unidos”. Ni lo explicó ni nadie lo entendió, pero antes de irse de la Casa Blanca ratificó dicho decreto. Trump -en el mes que lleva de su período- ha sancionado a casi todo el tren ejecutivo de nuestro país. No discrimina si son civiles o militares, todo lo que le huela a Maduro es objeto de sanciones.

España y el Parlamento Europeo, sin ver lo que ocurre dentro de sus países, se sumaron a esa práctica: sancionar a Venezuela, a su Presidente y a los miembros del Gobierno.

El fin de semana los cancilleres de la Unión Europea condenan a siete funcionarios del Gobierno venezolano por incurrir en prácticas, según ellos, dolosas: “irrespeto de los principios democráticos o del Estado de Derecho”; “estar implicados en la violación de los derechos humanos”; “las sanciones se aplicarán de manera gradual o flexible”. En dichos renglones calza perfecto el caso de Mariano Rajoy contra Cataluña y por el caso de los desahucios en España, pero hacia allá no ve la UE.

Esto ocurre justamente cuando en República Dominicana se estaba llevando a cabo una jornada entre el Gobierno venezolano y la oposición, en la denominada “Mesa de Diálogo”, contra la cual conspiran abiertamente el Gobierno gringo y la derecha mundial. Inmediatamente, el canciller mexicano -quien fungía de acompañante- se retiró de las conversaciones.

La conducta de la UE en esta época no se diferencia para nada de su papel histórico: genocida y depredador; esquilmó las riquezas a países de África, América y Oceanía, y ahora asume el rol del “buen hermano” que anhela, como los gringos, la “libertad y la democracia para todas las naciones del mundo”; eso sí, bajo la batuta de Estados Unidos, o sea, de Trump. Hoy, la Unión Europea está bajo la égida de Estados Unidos.

Asalia Venegas | Profesora UCV

Agregar Comentario

Click here to post a comment