Inicio » Opinión » Isabel Carmona | Votar por la democracia

Isabel Carmona | Votar por la democracia

    Compartir

El desafío de todo demócrata es conseguir que la soberanía recaiga en el pueblo, quien la ejerce mediante el sufragio. En la actual tragedia venezolana, se debaten en el día a día diferentes ópticas de cómo lograr el cambio y abordar la recuperación de la democracia.

Algunos llegan incluso a creer en salidas mágicas desarrolladas por amigos más allá de nuestras fronteras. En AD, ni por un momento hemos perdido el norte de reconocer que la solución reposa sobre la voluntad inquebrantable de los venezolanos, que no renunciarán a su derecho de vivir en libertad con verdaderas garantías democráticas.

Reconocemos y agradecemos la solidaridad y firmeza con que día a día los pueblos y gobiernos del mundo cierran filas al lado de los demócratas venezolanos. Sin embargo, la gran tarea sigue estando en las entrañas de esa Venezuela herida que sufre y padece estos tiempos de penurias, persecución y retroceso.

El pueblo valiente nos indica que quiere concluir este accidente ingrato de su historia por vías pacíficas, democráticas, constitucionales y electorales. Y ha llegado la hora de la provincia; desde Caracas en los últimos tiempos se ha conducido como vanguardia la gesta nacional por la democracia. Semanas, meses de protestas y acciones de resistencia, se convierten en situaciones cotidianas en estas luchas. Ahora se inicia el cambio crucial desde los estados del interior de Venezuela para llegar el año próximo a la victoria que recupere la conducción.

Este próximo 15 de octubre llegará el cambio a la inmensa mayoría de los estados del país, elegiremos a los primeros mandatarios regionales, quienes serán puntales para consolidar la anhelada victoria democrática. La persecución no cesará, la represión mucho menos, la miseria se profundiza, pero el coraje se acrecienta y nuestro deseo de triunfar nos da fuerza. Recorremos los caminos de la patria con el mensaje invencible del cambio en democracia.

Venceremos todos los atropellos, la persecución, los ventajismos y violaciones a las reglas de la democracia real. Nada detendrá la voluntad indestructible de un pueblo decidido a triunfar. Aquellos opositores que aún predican convocando a la abstención, son aliados inconscientes del régimen que se sabe perdido y se refugia en la ilusión de que no iremos a votar. Unos y otros serán estremecidos por la participación ciudadana, que devolverá la conducción de las gobernaciones a los líderes postulados por la Unidad.

Vamos todos a votar.

Presidente de AD