Inicio » Opinión » Isabel Carmona | Desenlace inevitable

Isabel Carmona | Desenlace inevitable

    Compartir

Nunca el país y el pueblo recibieron un cierre de año tan sufrido y dramático como este diciembre de 2017.

El hambre, la escasez, la miseria, la descomunal escalada de los precios, la desaparición de los medicamentos, el masivo cierre de empresas, pérdida de empleos, la emigración masiva de nuestros jóvenes talentos y profesionales, la criminalidad desatada, la propagación de enfermedades, entre muchos otros padecimientos, son algunos ejemplos que resumen el cuadro de destrucción que vivimos. Ello en claro contraste con tiempos anteriores donde Venezuela llegó a ser la nación más avanzada entre los países no desarrollados de América Latina.

Este drama se nutre de la peor política y gestión de gobierno que cualquiera pudiese imaginar, de la peor gestión económica y financiera y del mayor saqueo de las arcas públicas que se conozca en tiempos modernos dentro y fuera del país. Son más de 18 años continuos destruyendo un país y una sociedad democrática.

También iniciando este diciembre de 2017, como un tenue brillo alumbrando hacia Belén, se acaba de celebrar un encuentro de diálogo y negociación en República Dominicana con presencia de destacados miembros de la comunidad internacional, que se suman a los esmerados esfuerzos del presidente de República Dominicana, Danilo Medina; del ex presidente del Gobierno de España José Luis Rodríguez Zapatero, y del canciller dominicano Miguel Vargas Maldonado. Representantes del Gobierno y de la MUD se vieron las caras durante 2 días de intenso trabajo para tratar de aproximar un acuerdo sobre cómo, en el 2018, podremos encontrar caminos para salir de esta tragedia que destruye día a día nuestro amado país. Para los demócratas, la solución pasa por el voto popular en condiciones de equidad, libertad y transparencia. Esto requiere que se fije fecha con la debida antelación y lapsos de ley para las elecciones presidenciales, junto al reequilibrio del CNE, y con una observación internacional confiable. Venezuela clama un cambio de conducción y pide a gritos hacerlo mediante el voto. Todos debemos impulsar para lograrlo. Junto a esto, la urgentísima ayuda humanitaria que atenúe el sufrimiento de los más humildes. Y desde luego la libertad de los presos políticos y retorno de los exiliados. Ojalá este inicio se concrete en decisiones efectivas en el próximo encuentro fijado para el 15/12/2017. El Pueblo lo exige.

Presidenta AD