Inicio » Opinión » Hundimientos

Hundimientos

    Compartir

Aurora Lacueva.- Se hundió en Guanta el ferry Tallink, como en los últimos años se han hundido tantas posibilidades y expectativas. La fotografía de su casco en buena parte sumergido, allí mismo en el puerto, golpea como un símbolo: manirrotismo, desidia, incapacidad… Y así me pregunto: ¿qué fue del proyecto que lideró Hugo Chávez? Era, y sigue siendo, un proyecto de positivos rasgos. Podemos destacar la propuesta de la democracia participativa y protagónica, abriendo nuevos canales para un mayor poder decisorio de toda la población.

Durante la época de Chávez, muchos llegaron a sentir ese empoderamiento, concretado en una serie de disposiciones e instrumentos de la Constitución bolivariana que merecían seguirse profundizando.

Igualmente ha de reconocerse la defensa de nuestra soberanía, rescatando nuestro derecho a ser libres en un mundo más estable y justo, multipolar y plural. Muy vinculado con lo anterior está el énfasis en la unidad de la América Latina y el Caribe, que da la fuerza para ser independientes, y que ofrece bases para el desarrollo de nuestros países.

No es meramente la unidad de intereses de minorías, sino la unidad de pueblos, para acrecentar nuestra producción económica y vivir todos mejor, y para sumar y expandir nuestras capacidades científicas, tecnológicas, artísticas, educativas y de protección y enriquecimiento de la Naturaleza. Lograr esa unidad implica en principio saber trabajar con gobiernos de distinto signo, en la construcción de instituciones y acciones comunes.

De este modo, recordamos que a la Fundación de la Celac en Caracas vinieron jefes de Estado de las más diversas tendencias.

En el fundamento económico del proyecto está la apertura hacia nuevas formas de propiedad y nuevas posibilidades de organización de la producción, dentro del llamado “socialismo del siglo XXI”: propiedad privada, estatal y social, así como mixturas de ellas. Era la búsqueda de una alternativa distinta al autoritario e ineficiente socialismo del siglo XX y al depredador e injusto capitalismo monopolista de hoy.

¿Podrá rescatarse ese proyecto? En lo económico se han prolongado decisiones dañinas, que alimentan la inflación, la corrupción y la improductividad. En lo político, se acentúan el autoritarismo y los intentos de control social.

 

Aurora Lacueva

 lacuevat@hotmail.com

Agregar Comentario

Click here to post a comment