Honor a Crespo…

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

La Filven 2019, fue la oportunidad de ver novedades en libros, eventos escénicos, presentaciones, foros, recitales, homenajes, música de muy diversa índole, exposiciones y proyecciones de cine, y un reencuentro con amigos.

El homenaje al poeta Luis Alberto Crespo fue un recorrido interesante por su obra desde diversas lecturas, igual que las actividades que él desarrolló en su espacio, revisando la obra de otros. Entre lo que nos llamó la atención: El regreso de Eva de Pepe Alemán, novela feminista de ciencia ficción publicada en Venezuela en 1933.

EL Seminario de Ciencia Ficción incluyó: El pueblo donde mataron a Dios, escrito por Nelson Chávez, ilustrado por César Mosquera, nos entusiasmó la presencia de la editorial Wanafrica de España con títulos como: Mujeres africanas, más allá del tópico de la jovialidad por Remei Sipi. La editorial mexicana Malpaís trajo: Archivo negro de la poesía mexicana, con poetisas como Alaíde Foppa Las palabras y el tiempo y Margarita Paz Paredes Memorias de hospital; los amigos tachirenses de Zócalo tenían los Cuentos para Antawari de Neguel Machado, libros realizados artesanalmente por Segundo Medina, y no podemos dejar de comentar la actividad realizada por Eli Caicedo, Neguel y Segundo, con jóvenes reclusas, con las cuales elaboraron una antología de décimas presentada en la Filven con significativa emoción.

Un buen aporte del Fondo de Cultura Económica de México nos llevó a libros infantiles maravillosos, entre ellos uno de la poetisa María Baranda: Marte y las princesas voladoras. De El perro y la rana y MonteÁvila: Vanka de Chéjov, traducido por Marco Rodríguez; Siete largas noches en tren de Hugo Colmenares, Chocolate y Granizo por Armando José Sequera. Dos historias de Blanca Margarita y María Cecilia, testimonio recogido por Antonio Trujillo, la novela para niños de Jorgelina Rodríguez: La máquina de escribir, en el marco del “Constelado de escritores para niños y jóvenes”.

En el stand de China, país invitado de este año, el colorido, la multitud de títulos y las diversas áreas, dieron una visión atractiva de su movimiento editorial. Acompañamos a Blas Perozo en la presentación de su poemario: Con la camisa afuera, Y a la gente de Zuasaaaas…Historias breves de la crisis eléctrica en la presentación de su recopilación con 64 historias, recolección de Félix Gutiérrez y Andreina Alcántara de Contra Viento y Marea Ediciones. Pedro Téllez, presentó su último libro: Valencia-Sulaco. Carlos Yusti montó una bella exposición: Libro de artista. Todo hacía de la Plaza Bolívar y sus inmediaciones un lugar atractivo para la población constante por los 10 días del evento.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×