¿Hasta cuándo traidores?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Agustín Blanco Muñoz

Qué bueno, profesor, verlo por aquí para que me explique eso de la deslealtad en lo que usted nombra como las oposiciones. Y se lo pregunto porque la chilladera armada por el acuerdo que firmaron con el Gobierno el 16 de septiembre de 2019, los calificados como “cuatro gatos” lo consideran como una traición al pueblo. Y me digo: ¡Qué loquera es ésta Dios mío!

¿Cómo que son traidores ahora quienes ayer públicamente habían dicho lo mismo? Falcón fue candidato presidencial el 20 de mayo de 2018 y Claudio Fermín su jefe de campaña, manteniendo que estaban en desacuerdo con la abstención y que se debía participar y darle la pelea a lo que calificaron como gobierno fracasado. Y no recuerdo que los hayan tildado de traidores. Tampoco a F. Mujica ni a T. Zambrano. Entonces, ¿cómo es el jaleo?

Mi compadre Julio dice que con ese acuerdo se salva el régimen de su inminente caída y le echa paja al cese de la usurpación y al gobierno de la transición que encabezaría J. Guaidó (JG). Él no cae en cuenta que no podemos seguir ignorando lo que pasa aquí. Si JG está en campaña para presidente es porque primero se comió la mentira del gobierno de que podía haber elecciones en 90 días.

Después parece convencido de que no hay el tal cese de la usurpación y que su candidatura es para el 24. Por tanto, no es verdad que el acuerdo salva al gobierno. ¿Quién lo iba a tumbar? ¿La Fanb en el poder? ¿La invasión-Tiar? Dígame usted profesor sí estoy fuera del perol.

Mire Don Antero, apenas agrego que se siente la ausencia de ideas políticas y de una práctica que enfrente las miserias que prevalecen, teniendo en cuenta que aquí no hay política ni partidos opositores sino “cascarones vacíos” de ambiciosos y negociantes, comenzando por AD, como dijo C. A. Pérez.

Y así, los tales diálogos buscan dejar todo igual pero cuidando de la obtención de beneficios. Al decir de C. Fermín, el grupo Guaidó no presentó resultados mientras que nosotros lo logramos. Somos buenos y oportunos negociantes. ¿Pero con qué moral se nos puede acusar de traidores? Estamos con la mayoría que quiere una salida electoral. Y por ello asumimos el reto del Revocatorio o las presidenciales del 24.

Sancho, mientras las mayorías no tengan vocación y organización para el poder, seguirá la hegemonía de los monstruos-minorías del negocio y la traición!

@ABlancoMunoz

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print