Haga preguntas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hoy el objeto de las preguntas es el diálogo en Barbados, -post cese-, del 8 de agosto, obligado por la firma de Trump de una orden ejecutiva que congeló todos los activos del Gobierno venezolano en Estados Unidos y prohibió transacciones, que Trump llamó una “acción radical” orientada hacia la imposición de “un embargo económico total”. Que acompañó de otra bravuconada: posible bloqueo naval. Con toda esa montaña de amenazas, ¿Podría desentenderse el Estado de este estrafalario proceder y seguir en la Mesa?.

Surge otra pregunta: ¿Tiene sentido continuar negociando? El dilema lo rompe el mediador noruego, que sigue firme en su plan. Afirma que el diálogo se va a retomar en breve. El jefe de sus mediadores y plenipotenciario del gobierno, Dag Nylander, habló de reprogramar la reunión suspendida el 8 de agosto.

¿Quién es Nylander? Es un abogado de la Universidad de Oslo y tiene 50 años. Habla inglés, noruego y español con perfecta fluidez. Ha sido delegado de su país ante las Naciones Unidas y diplomático de la embajada noruega en Buenos Aires. Y es veterano de otros procesos de esta naturaleza. Sin duda se le puede creer. Una de sus frases: “entendamos, la solución al conflicto de Venezuela sólo la pueden alcanzar los mismos venezolanos”.

Sabe que esos alardes de Trump son meros “irritadores tácticos” para desorientar a negociadores, con fuegos de artificio o como dicen en Cumaná: amenaza fake, con “cacha é palo y bala é guate”.

O sea, se debe continuar negociando.

¿A qué se deben estos derroches brutales y cómicos de los jerarcas del Quinteto de Halcones de Trump: Abrams, Bolton, Pompeo, Rubio y Claver- Carone, que, cual gárgolas, aguaitan nuestro territorio? Que solo muestra su estado de frustración ante el fracaso de ese parto democrático, que prometió el boy scout interino, quien en 8 meses nada atina. En su día a día solo produce decisiones que dan risa. Fracasó su ingeniero de túneles, para sacar a Leopoldo López de la embajada. Él, para “hundirlo” más, lo nombra coordinador general del Centro Medio del Equipo del Gobierno en el Limbo. Hubiera podido nombrarlo ministro de Transporte de Tracción animal, ministro operativo de Arte y Creatividad en Baños públicos, ministro coordinador de Aplicación de Captaciones Transversales Irregulares de Timos Truchos Captados para Guaidos. ¿Mejor dejar de preguntar?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad