Inicio » Opinión » Gremlins

Gremlins

    Compartir

Esos animalillos, esos duendecillos del mal, han reencarnado por estos días en el país en el accionar de los grupos opositores. Los sectores más radicalizados y disociados por el discurso de la mediática derechista y por la descarada labor en las redes donde textos e imágenes, trabajados, manipulados y manoseados, en este tiempo, ganan espacio. La mentira, lo descabellado, magnificado por estas vías, penetran y distorsionan la psique de muchos.

Los terroristas, en esencia piromaníacos, destructores sin control de bienes públicos al servicio de las comunidades, no tienen miramientos a la hora de ejecutar los trabajos para los cuales han sido contratados. Ese trabajo prepagado, financiado desde el exterior y cuyo fin es acabar con el gobierno de Nicolás Maduro, cumple el mismo guión que ya se vivió en el 2014 con la llamada “salida” de Leopoldo López (Voluntad Popular) y María Corina Machado y que -lamentablemente- dejó 43 personas fallecidas.

Desde que asume Maduro, la derecha nacional e internacional se ha complotado en una guerra sin cuartel que ha tenido diversos matices -todos muy crueles- sin respeto alguno por la vida de las personas (no importa edad, clase social, ni posición política alguna). El objetivo camuflado es luchar contra una supuesta dictadura que no respeta los derechos humanos; que violentan cotidianamente estos sectores ultraconservadores y oligárquicos.

Tres años después, los gremlins redivivos han sacado de nuevo las guayas, profanaron los templos con performances que tuvieron la aprobación de la cúpula eclesiástica, en una Semana Santa que pretendieron que no se llevara a cabo. Misión imposible en un pueblo tan católico como el venezolano. Cardenales y Obispos quedaron en evidencia en una militancia a brazo cerrado con la MUD, con el pensamiento político más troglodita y con los líderes más atorrantes de la oposición. La historia dará cuenta de ellos.

En este abril, cuyo simbolismo para los bolivarianos es profético y en una magna fecha como el 19 de abril, preludio con el grito libertario para nuestra independencia de la metrópoli ibérica, por la libertad, soberanía e independencia de la patria, el chavismo salió a la calle a luchar por la paz y la vida. ¡No a la muerte! ¡No a la destrucción! Como dijo el comandante Chávez: ¡“hoy tenemos patria” y debemos defenderla!