Espectros

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Esta semana una famosa periodista opositora se refirió durante una entrevista radial al “espectro opositor”. Aunque parezca una frase sin importancia, no es sino un indicador de cambio en el discurso circulante de la base antichavista. Es decir, mientras el discurso de la élite política trata de mantener una unidad simbólica en torno a Juan Guaidó, en la realidad la división política consumada con la elección de Luis Parra en la directiva de la Asamblea Nacional ha terminado por consolidar la atomización del antichavismo. Y la gente común así lo percibe, entiende y asume.

Con la palabra espectro la periodista acepta el hecho de que en la oposición hay múltiples grupos enfrentados. Los antichavistas se habían creído el cuento de la unidad guaidonista, como ha ocurrido históricamente cada vez que se les sube la autoestima, y una vez más, lenta pero firmemente, van cayendo en cuenta de que la dirigencia opositora es un inmenso desastre y mayormente por eso es que no han podido salir del chavismo ni por la democracia ni por la fuerza, ni siquiera teniendo el completo apoyo financiero, político, diplomático y militar de Estados Unidos.

Pero espectro también significa fantasma. Es decir, lo que el diccionario define como: “1. Imagen de un objeto que queda impresa en la fantasía. 2. Visión quimérica como la que se da en los sueños o en las figuraciones de la imaginación. 3. Imagen de una persona muerta que, según algunos, se aparece a los vivos”.

Creo que sin querer la periodista dio con el papel real que están jugando los políticos opositores en el campo ideológico de la guerra que se libra hoy en Venezuela. Su capital político solo vive de un “fantasma”, o sea de algo que no es real sino solo imaginación. Y con eso van a pedirle plata e invasiones a Europa y Estados Unidos. Ya hablando de fantasmas, apareció Henrique Capriles en medio del pantano escuálido a reclamar su corona:

“Seamos serios, hablemos con la verdad. En 2019 nos propusimos un plan y este fracasó… Nosotros hemos apoyado todo lo que hemos tenido que apoyar, ahora, ¿qué quiere?, ¿un cheque en blanco? Si Ud. hace en 2020 lo mismo que hizo en 2019 el resultado va a ser el mismo”. Todo indica que después de ser en 2019 una amenaza cierta para el Gobierno, en 2020 de la oposición no quedará más que una imagen espectral.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad