Últimas Noticias Logo

Caracas, 23/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


OPINION | 21/05/2012 08:23:17 p.m.
Ese reggaetón que les enseñan a las niñas
Resulta sorprendente ver a niñas de 4 o 5 años bailar con movimientos totalmente inapropiados para su edad y al mismo tiempo ser aplaudidas por sus representantes

Está comprobado que la música influye directamente en la educación de generaciones enteras, que catapultan a géneros musicales que marcan un antes y un después en épocas que pasan y que no vuelven a repetirse.

Pasó en la década de los 60' con el rock y bandas como The Beatles y The Rolling Stones, y la música Disco con agrupaciones como los Bee Gees. En los 70' el punk marcó la diferencia con grupos como The Sex Pistols y The Clash, por nombrar a algunos más resaltantes, mientras que en los 80', Queen se afianza pero también entran a la escena la Salsa Brava con La Fania y el clásico Merengue con personalidades como el gran Wilfrido Vargas.

Si bien es cierto que hablar de bandas y cantantes más representativos, por género o por década, me llevaría años, también es importante destacar que hay éxitos que indudablemente se convirtieron en "clásicos" con el pasar del tiempo.

Si lo vemos en retrospectiva y lo comparamos con los "hits" del momento, nos podemos preguntar: ¿Cuáles serán los clásicos del mañana?

Actualmente, en las carteleras musicales dominan los géneros urbanos con artistas que recurren al sexo y a la misoginia para vender, lo que convierte a las canciones que interpretan en piezas carentes de una letra con sentido que más allá de enseñar o expresar un sentimiento, denigran la imagen de la mujer. Es este principio básico en el que me baso para criticar lo siguiente.

Resulta sorprendente ver a niñas de 4 o 5 años bailar con movimientos totalmente inapropiados para su edad y al mismo tiempo ser aplaudidas por sus representantes, sin darse cuenta que están deformando totalmente a una sociedad que crece sólo moviendo y no escuchando.

Es en ese momento cuando la educación que reciben se va por el caño y es más tarde cuando se lamentan porque "la niña de la casa" no siguió el camino que esperaban, un camino que nunca le enseñaron.

Hay muchas fiestas infantiles en las cuales ya no suenan los payasos ni los números del uno al diez, ahora suena "el perreo" y la niña que se baje más hasta el piso, moviendo la cadera, es la que se llevará el premio.

Estamos entonces frente a un proceso de transculturización en donde no sabemos qué le ensañará, como dice una canción, el niño de hoy en día al niño de mañana.

@SamuelMorales_
Periodista




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad