Inicio » Opinión » Emerge el pan de la palabra

Emerge el pan de la palabra

    Compartir

Laura Antillano.-Nos ha conmovido un interesante artículo de José Manuel Rodríguez, referido a las imágenes fotográficas de la guerra,( las guerras), de las muertes, de la inclemencia, que pasan a celebrarse por “forma” sin confrontar el fondo, es decir que el motivo evidenciado pasa a segundo plano en el contexto del regodeo estético y la noción denotativa, olvidando la muerte .Una forma de irnos desensibilizando frente al dolor de los otros.

En ello pensamos ante las temibles imágenes de los sucesos en Siria o Palestina y otros asuntos del entorno inmediato (como el asesinato de los periodistas ecuatorianos en Colombia). El hecho es que todos los días y de modo simultáneo, en distintos puntos del planeta la confrontación bélica nos remueve el alma, agobiando cualquier posibilidad de ignorar las circunstancias.

Frente a realidades como estas y en contraste, lo humano se defiende izando banderas de encuentro, como hace Gabriel Impaglione con su asunto de centrarse en la Poesía e invitar a todo el mundo a celebrarla, del modo que sea y desde cualquier punto del planeta. Tomar el próximo mes de mayo y reunir a las y los poetas, con esa “arma cargada de futuro”, considerando que “No va a detener las bombas. Pero sí le da coraje a la marcha, rompe la hegemonía del silencio, ahuyenta la indiferencia”. Acaso les suene a algunos como un enunciado adolescente o fuera de contexto, pero pensamos que necesitamos todos llenar los pulmones de optimismo reponedor, como en el Salmo de los panaderos, del poeta Alí Pérez, donde aprendemos que: “Emerge el pan/ hecho palabra/poema que alimenta/ a los hambrientos del mundo”.

Más cuando este 23 de abril es Día Mundial del Libro, fecha de nacimiento o deceso de Shakespeare, Cervantes y el Inca Garcilaso de la Vega. Aunque no se necesitan razones adicionales para acercarse al poema, cuando basta la realidad del entorno para ese fruto emancipador del conmovido. Se relee al maestro Luis Beltrán Prieto Figueroa, quien escribió: “Entre la danza de zamuros agoreros;/en medio de visiones indescifrables,/ un pozo refrescante en el oasis/con su samaritana que nos tiende la mano”.

@laurAntillano

Laura Antillano

Agregar Comentario

Click here to post a comment