Últimas Noticias Logo

Caracas, 23/11/2014
Iniciar sesión| Registrarse


OPINION | 22/03/2010 12:00:00 a.m.
Elio Gómez Grillo: Las exequias de Caldera
Hoy, 24 de marzo de 2010, se están cumpliendo tres meses del fallecimiento del doctor Rafael Caldera (1916-2009), gran venezolano, quien ejerció en dos oportunidades la Presidencia de la República. Acaba de ser publicado un breve opúsculo, En las exequias de Rafael Caldera, que recoge la homilía en la misa exequial del cardenal Jorge Urosa Savino, los discursos que en el acto del sepelio pronunciaran Asdrúbal Aguiar, monseñor Ovidio Pérez Morales y Andrés Caldera Pietri.

Hoy, 24 de marzo de 2010, se están cumpliendo tres meses del fallecimiento del doctor Rafael Caldera (1916-2009), gran venezolano, quien ejerció en dos oportunidades la Presidencia de la República. Acaba de ser publicado un breve opúsculo, En las exequias de Rafael Caldera, que recoge la homilía en la misa exequial del cardenal Jorge Urosa Savino, los discursos que en el acto del sepelio pronunciaran Asdrúbal Aguiar, monseñor Ovidio Pérez Morales y Andrés Caldera Pietri. Abren el volumen la Despedida y el Mensaje de Rafael Caldera, dos textos que desde ya adquieren la categoría de valiosos documentos históricos. En su Despedida, comienza diciendo Caldera: “Llamado por Dios a dejar este mundo, como es destino de todo ser humano, deseo para mi patria aquello por lo que tanto he luchado”. Y añade: “Procuré tener siempre el corazón cerca del pueblo… He tenido adversarios políticos; ninguno ha sido para mí un enemigo. He intentado actuar con justicia y rectitud, conforme a mi conciencia. Si a alguien he vulnerado en su derecho, ha sido de manera involuntaria. Asumo con responsabilidad mis acciones y mis omisiones y pido perdón a todo aquel a quien haya causado daño”. Concluye: “Dios bendiga a Venezuela y nos abra el camino del desarrollo en libertad, justicia y paz”. Y dice en su mensaje: “Al término de una extensa parábola vital, puedo decir que he sido un luchador. Desde mi primera juventud, cuando Venezuela salía de la larga dictadura de Juan Vicente Gómez hasta comienzos del siglo XXI, mi meta ha sido la lucha por la justicia social y la libertad… Creo en la libertad como la mejor condición de ascenso humano”. Estas nobles despedidas conmueven y evidencian la grandeza humana y política de Rafael Caldera. Sus palabras finales enriquecen la siembra grandiosa que su vida dejó en Venezuela. egogrillo@hotmail.com




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad