Inicio » Opinión » El voto de Cinthya

El voto de Cinthya

    Compartir

Roberto Malaver.- Está leyendo en su mini-laptop un comunicado que publicó el miembro caído de Primero Justicia, Juan Pablo Guanipa. Y mientras lee se va riendo lentamente hasta que estalla en una sonora carcajada. Y su belleza alumbra el paisaje del Centro San Ignacio. Así es Cinthya Machado Zuloaga cuando quiere denunciar la mediocridad y la falta de talento. Y riéndose me dice: “espera un momento”.

Y comienza diciendo: “Juan Pablo Isidoro Guanipa, le escribe a los militantes de Primero Justicia diciéndoles que todos aquellos que participen en las elecciones del 9 de diciembre serán expulsados del partido. Así les dice. Este hombre que en este momento sería el gobernador del estado Zulia, el estado más poblado del país; y por su brutalidad decidió no juramentarse ante la Asamblea Constituyente, y hubo que llamar a nuevas elecciones, y por eso ahora el estado está en manos de los chavistas, es decir del gobernador Omar Prieto. Ahora, Guanipa, quiere cobrarle su error a todo el mundo.

Menos mal que mucha gente está dispuesta  a votar, porque sabe que es la única manera de ir ocupando espacios, y tomar el poder en los municipios y en las alcaldías y en las gobernaciones a punta de votos.

Sin embargo, debo decirte que dudo también de que ahora, después de todo lo que se sabe de la riqueza de Julio Borges, queden muchos militantes en ese partido. Parece que el cheque que le dio Leopoldo a Borges es lo menos que ha recibido Borges en lo que lleva de vida política”

El mesonero esperó que Cinthya terminara, colocó las dos tazas de café en la mesa y aplaudió: clap, clap, clap, clap… y dijo: “muy bien, mi reina, yo también salgo a votar este domingo 9, porque eso es fortalecer la democracia. Por allí hay gente diciendo cosas que si las hubiese dicho cuando Betancourt, Leoni, Caldera, Lusinchi, Pérez, hubiesen muerto en la cárcel”. Y se marcha después de ese discurso.

Y Cinthya toma un poco de café y dice: “Yo voy a votar con mi padre. Vamos los dos en perfecta formación a cumplir con lo que ustedes los periodistas llaman “una jornada cívica”. Otros lo llaman “la fiesta de la democracia”, pero el país no está para fiestas en este  momento en que todo el mundo está buscando perniles y hallacas por todas partes”.

Y termina diciendo: “nos vemos después del voto”.

Roberto Malaver
Periodista/Profesor UCV

Agregar Comentario

Click here to post a comment