El asalto a Curazao y Coro

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El pasado 8 de nuestro junio en curso, se cumplieron 90 años de uno de los hechos más importantes contra Juan Vicente Gómez, quien venía entronizado en el poder desde el 19 de diciembre del 1908. En efecto, en la noche de ese día, un comando de venezolanos, tomó por asalto, el fuerte “Ámsterdam”, en Willemstad, capital curazoleña y se apoderan de las armas, de las cuales se valen para apoderarse de un buque surto en ese puerto, con nombre de “Maracaibo”.

El objetivo central de esa acción contra las colonias holandesas, no es otro que tomar Coro y montar un bastión armado contra el tirano. Es así como despuntando la madrugada del 9 de junio de 1929, el buque está navegando hacia la costas falconianas. Habría de fracasar en la acción.

Ahora bien, quiénes fueron esos venezolanos, entre muchos otros: Gustavo Machado Morales, Miguel Ángel Páez, Tomás Jiménez Arráiz, Pablo González, Guillermo Prince Lara y Miguel Otero Silva, sí, el mismo, a quien su padre Enrique Otero Vizcarrondo, le compró una rotativa en USA y en ella editó el diario El Nacional, que circuló inicialmente el 3 de agosto de 1943. Eran universitarios de aquellos alzados de febrero del 1928; poetas, en su mayoría militantes del PRP, fundado en México dos o tres años antes, y militares enemigos de Gómez, como es el caso de Rafael Simón Urbina (va a morir a manos de la SN, por su implicación en el asesinato en noviembre de 1950 del presidente Carlos Delgado Gómez (no Chalbaud); además vienen en la acción armada 150 obreros petroleros que se incorporaron en Curazao.

El complemento revolucionario de esta invasión estaba en Trinidad, desde donde navegarían al Golfo de Paria. Acá están comprometidos otros grupos de revolucionarios, estudiantes y también militares, como es el caso del general Bartolomé Ferrer, que vienen combatiendo a Gómez desde años y décadas.

Figuran Eduardo Machado Morales, hermano del que está en la acción de Coro; Carlos Aponte Hernández, quien viene de larga brega anti gomecista y anti imperialista desde el 1919, junto a Salvador de La Plaza; ha luchado en Centroamérica, Cuba, después de haber pasado por varios escenarios venezolanos, Guárico, Apure, Bolívar, incluyendo prisión en La Rotunda por seis meses; luego es desterrado y va estar junto al cubano Julio Antonio Mella.

Precisamente va a morir en Cuba, cuando se une al líder estudiantil Antonio Guiteras, y es apresado en Matanzas, donde preparaban un levantamiento y cae ante la traición de dos oficiales de la marina de guerra, Rafael Díaz Juglar y Carmelo González y muere combatiendo. Había nacido el 4 de noviembre del 1900 y muere el 8 de mayo del 1936.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad