El antilíder pro imperialista y traidor

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En este convulsionado 2019, en Venezuela ha pasado de todo, desde “la quitada de máscara” de vender la idea de que eran “de la Venezuela decente” y luego aparecen en tremendos escándalos como el Cucutazo y el Citgotazo, y que ese ilegal partido de la derecha antinacionalista, conocido como, “Rovoluntad Impopular”, y que ahora quiere legalizarse como “Partido Republicano Popular”…sigue dando un triste espectáculo por su obsesiva ambición de poder y su radical antichavismo, que se convierten en los promotores e impulsores de todas estas medidas coercitivas, unilaterales, ilegales y totalmente inmorales, que el imperio del norte realiza contra la nación venezolana.

Esa descarada agresión y despojo de nuestros activos y riquezas, acompañado estratégicamente de un brutal bloqueo, ha sido aplaudida y respaldada por ese accidente de la política nacional, “el “autoproclamado”, y que es todo un personaje que pertenece a la nómina imperial, afirmando que las medidas ejecutivas de Donald Trump, quien es su ídolo y jefe político, son correctas y adecuadas, por que ahora “la empresa Citgo y todos sus activos, están protegidos” y que a pesar de prohibir que los empresarios del mundo hagan negocios con los de Venezuela, “también los protege”…

El colmo de esa actitud política tan antinacionalista, que no piensa en todas las terribles consecuencias económicas que este literal despojo y embargo de nuestros activos en territorio estadounidense, configura el mayor de los servilismos pro imperialista, realizada por un político latinoamericano y caribeño…es definitivamente contundente el carácter pro gobierno estadounidense del autoproclamado…siendo el único que comparte “esas medidas ejecutivas”, que hasta los economistas que simpatizan ideológicamente con la derecha, difieren del autoproclamado, cuando aseguran que ese “embargo y bloqueo”, van afectar tanto al sector privado, como a la población venezolana.

Todo ese radical respaldo y celebración, al embargo de los bienes de la república, es una conducta anti venezolana, que encaja jurídicamente en la ya larga lista de ser el retrato hablado de un traidor a la patria…

La historia y las leyes deberán actuar en consecuencia, no es justo que la impunidad se imponga ante la desfachatez anti venezolana, de una persona que vive retando al Estado, a sus instituciones democráticas y al ordenamiento jurídico interno.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad