Inicio » Opinión » Dólarblue

Dólarblue

    Compartir

Pasqualina Curcio.- 1 Equivalente al dolartoday, el blue, marca los precios en la economía argentina. Nació en 2011 cuando, durante el gobierno de Cristina Kirchner, comenzó a regir el control cambiario.

2 Similar al comportamiento del dolartoday, cada vez que se celebraban comicios, el blue variaba más rápido y la brecha entre éste y el tipo de cambio oficial se hacía más grande.

3 La primera medida que tomó Mauricio Macri fue levantar el cepo (control) cambiario. Lo hizo en diciembre de 2015. Desde ese día, en cualquier banco o casa de cambio se pueden transar libremente los pesos argentinos por divisas.

4 Aseguraban los expertos que al liberar el mercado cambiario desaparecería el dolarblue. Argumentaban que ya no se justificaría un mercado paralelo de divisas y, por lo tanto, tampoco su marcador en páginas web. Daban la vida por el argumento de que el valor del peso lograría su equilibrio en el “libre” mercado.

5 Dos años y medio después de levantar el cepo, el dolarblue se mantiene. No solo marcando los precios internos de la economía, sino además, el precio del peso argentino en el “libre mercado”, el cual se ha depreciado 113% desde enero de 2016.

6 Ambos, el dolarblue y el tipo de cambio del “libre” mercado, suben tomados de la mano: varía uno de ellos, e inmediatamente después varía el otro. La gran pregunta es ¿cuál de los dos varía primero, cuál hala al otro, y por lo tanto, cuál está marcando el valor del peso?

7 Hemos aplicado el test de causalidad de Granger, herramienta estadística que permite medir cuál indicador varía primero. Resultó que desde el 04-01-2016, hasta el 27-08-2018, con una probabilidad de 84,85%, primero aumenta el dolarblue, y luego el del “libre mercado”.

8 Las expectativas de depreciación, manipuladas a través de supuestas cotizaciones en portales web, inciden en el “libre” mercado de divisas, haciendo que éste se ancle al del portal.

9 Equivalente al dolartoday, el blue, es un arma imperial. La más poderosa de las armas no convencionales por sus efectos sobre la inflación. Ha sido usada a lo largo de la historia (Chile 1973, Nicaragua 1988, Argentina 1991, Ecuador 2000, Zimbabwe 2008) con objetivos distintos: o para derrocar gobiernos socialistas, o para dolarizar economías, o ambos.

10 Al parecer, Mauricio Macri no es socialista.

Agregar Comentario

Click here to post a comment