Desigualdad y neoliberalismo

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Oxfan Intermón señala que “La desigualdad mundial es la enfermedad del siglo XXI, ya que la mitad de las riquezas del planeta está en manos del uno por 100 de la población mundial”.

El neoliberalismo, instrumento del capital es la causa inmediata, y las políticas de ajuste fundadas en la austeridad y la restricción monetaria son el puñal que se clava en el corazón de los pueblos ¿Quién impone en Venezuela la liberación de precios, la restricción monetaria y la contención salarial? Desde lejos Chile parecía dormido, pero los nietos de los asesinados y torturados de ayer aparecieron y en cuestión de días se transformaron en más de un millón pisando “lo que fue Santiago ensangrentada” y presagiando lo que volverá a ser una “hermosa plaza liberada”.

Hay una rebelión en nuestra región. Venezuela no se rinde. El presidente Maduro se ha mantenido firme defendiendo la transición al socialismo y el desarrollo de la sociedad comunal. “Es la hora de los hornos y no se ha de ver más que la luz”(Martí).

¿Cuál es la vanguardia que está conduciendo al pueblo chileno? Vuelve a surgir esta reflexión planteada desde la primera internacional. Creo que una de las soluciones de Marx fue la siguiente: “Marx confiaba tan sólo en el desarrollo intelectual de la clase obrera, que debía resultar inevitablemente de la acción conjunta y de la discusión” (Engels). Es decir, práctica común y reflexión sobre esa práctica.

En ¿Qué hacer? Lenin hace suyo lo dicho por Kaustky: “el socialismo y la lucha de clases surgen paralelamente y no se deriva el uno de la otra… la conciencia socialista moderna… surge únicamente sobre la base de profundos conocimientos científicos. Es del cerebro de algunos miembros… de la intelectualidad burguesa de donde ha surgido el socialismo moderno, y ellos… lo han trasmitido a los proletarios… De modo que la conciencia socialista es algo introducido desde fuera en la lucha de clases del proletariado, y no algo que surge espontáneamente dentro de ella.”

La introducción de la conciencia socialista desde fuera dio origen a las vanguardias autoproclamadas, portadoras de la verdad. Anula la intuición y el instinto de clase y reduce todo al “rigor” científico, que legitima al partido como dueño de la razón, descalifica a las minorías y mata la libre discusión de las ideas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×