Inicio » Opinión » Crisis humanitaria

Crisis humanitaria

    Compartir

Bruno Renaud.- Por un lado, los EEUU agitan una y mil veces el tema de “crisis humanitaria” en Venezuela; y por otra, amenazan explícitamente de muerte al presidente Maduro, y de intervención militar en nuestro país. Hay una continuidad entre ambos proyectos: la guerra, muy “humanitariamente”, sería financiada por ellos y “fraternalmente” llevada a cabo por una alianza de países comprados.

No discutamos aquí el fondo de nuestra crisis. Es evidente que pasamos hoy por pésimas condiciones económicas y políticas. Y que llevamos, colectivamente, gran parte de la responsabilidad correspondiente. Pero la verdad es que, si realmente los países del mismo continente, norte y sur, quieren aportar su ayuda humanitaria para facilitar la solución de nuestros problemas, no será con instrumentos violentos. Levantar el bloqueo económico, financiero y comercial, es una de las condiciones más elementales para un mejor estar. Frente a esta posibilidad cierta, la hipocresía actual del vocabulario de “crisis humanitaria”, de conflicto salvador, nos quiere hacer olvidar que los EEUU, junto con el concierto de gobiernos manipulados en nuestra contra, se sitúan del lado de las causas de nuestros males, con sus propósitos horrorosos. ¿Cómo no darnos cuenta?

En la actualidad, la campaña mediática unilateral levantada mundialmente contra Venezuela forma parte de la gran mentira previa a las hostilidades. Los conflictos emprendidos por los EEUU después de la II Guerra Mundial tuvieron todos como punto de partida un “falso positivo” de gran envergadura, destinado a justificar de manera canallesca la ofensiva. Todos. Desde la Corea de los años ’50 hasta la Siria actual.

Un país como Alemania que, en cierto tiempo, fue la cabeza del apoyo a una política abierta para con los inmigrados, tiene una población aproximada de 80 millones de habitantes. ¿Los inmigrantes llegados a este país? Más o menos dos millones. O sea: menos de un tres por ciento. ¿Y Venezuela, tan criticada internacionalmente por su hemorragia humana? Con su población aproximada de 30 millones, los venezolanos hemos regalado a más de 6 millones de colombianos todo lo que, hoy, otros países nos regatean: pan y trabajo, vivienda, salud y educación; además de cariño, lo que no es poco decir. ¡Entre 16 y 20% de nuestros habitantes vienen de Colombia! Sin olvidar nuestra larga tradición de hospitalidad para con chilenos, argentinos, uruguayos, peruanos, haitianos, dominicanos, y pasemos de contar…

Definitivamente, me quedo con la Venezuela generosa y sufrida que conozco.

Sacerdote de Petare

Agregar Comentario

Click here to post a comment