Ciao Mogherini

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Federica Mogherine es desde el 30 de agosto de 2014 Alta Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de la Union Europea. Dirían en Carora: “Na guará”. Menos mal ya le dieron su ciao y fue sustituida por el actual canciller español Josep Borrel.

La llamare “entre nous”: La Alta. Desde hace varios años se conoce su indisposición contra Venezuela. Esta nueva táctica es la amenaza es y no sorprende a nadie. Tiene dirección. Línea y cumple un objetivo muy conocido por los negociadores como “irritador” .

Busca que los negociadores se “enganchen” en asuntos que los distraiga de la razon fundamental de su misión -la búsqueda de la Paz- y desvíen sus conductas hacia temas que solo crean diferencia y desconfianza entre actores de la Mesa.

Hoy, lanza un “irritador”, una indeseable amenaza: “En caso de que no haya resultados concretos de las negociaciones en curso, la UE ampliará aún más sus medidas específicas”.

Es un guiño de ojos, a Abrams, Pompeo, Rubio y Trump. A quienes la vía política no satisface. Se han dado cuenta que el proceso a tomado un rumbo que era impensable hace una semana. Sin duda la vía de la negociación, hoy es firme, y solo acepta: salidas políticas.

Además, anota otro irritador, el chantaje. Conducta que en negociación es una bellaquería. Juega al garrote y la zanahoria dice, que estas medidas, “se pueden revertir -la zanahoria- en caso de que se logren avances sustanciales hacia el restablecimiento de la democracia, el Estado de derecho y los derechos humanos en Venezuela”.

La Alta, usa el garrote, establece que por su posición y apoyo de Trump, debe ser quién juzgue, si lo alcanzado es o no “sustancial” y ser, quién sancione o perdone.

La Alta devela el veneno de su paisano Maquiavelo, amenaza la negociación un día después que 28 cancilleres de los países había aplaudido el reinicio del diálogo en Barbados; y llamaron “un canal para superar la crísis”.

Por ahora el ánimo es un ambivalente. Avanza y consolida la Mesa. Pero no se pueden olvidar los trucos de Mogherini que pueden hacerla tambalear. Ojo, hay que observar con cautela sus mañas de último minuto al mando. Y el efecto que puedan tener sobre el avance del proceso. No todo es positivo. Surge otra contradicción: llega la conservadora alemana Ursula von der Leyan elegida nueva Presidenta de la Comisión Europea. Mientras, ciao, con jaque a la Dama.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print