Batallas educativas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Existe un elemento dinamizador que le asigna un lugar preponderante a la lucha de contrarios o formas antagónicas que permiten visualizar la construcción de realidades educativas, que en su despliegue táctico o praxis educativa, legitima a los contenidos programáticos que logran imponer conductas, pautas y estilos, sobre la base de un dominio cultural ideológico, que las pedagogías intentan transmitir y transferir con sus intereses y expectativas, que necesitan para sus propósitos educativos, los que detentan el poder real en las relaciones sociales de producción…las cuales siempre estarán acompañadas estratégicamente en proyecciones polarizantes: la regulación de la batalla entre dominantes y dominados…en el espacio de los pensamientos y de las ideas, que dibujan los procesos de socialización para “mirar e interpretar” a la realidad social que los procesos educativos promueven, y su concreción se internaliza en los subconscientes colectivos y que generan algún tipo de respuesta y reacción en una inestable relación: entre lo crítico y lo acrítico…entre el conocimiento instrumental y lo creativo…entre las visiones conservadoras y las transformadoras…entre el egoísmo valorativo y el sentido solidario…entre las acciones excluyentes y la complementariedad…y todas las posibles combinaciones antagónicas y no antagónicas, incluyendo a los posibles hibridismos que pueden emanar de la clásica relación educativa: enseñanza – aprendizaje en su permanente dinámica retroalimentadora…

El forcejeo dialéctico por imponer maneras de ver a la realidad social transita por caminos que producen recursos para el aprendizaje que van desde la manipulación de “los viejos y los nuevos” valores sociales…la complejidad de la ruta “sin neutralidad” de las ciencias y las tecnologías…”la información globalizada”…”los intereses geopolíticos”…”el escenario internacional”…”las coyunturas económicas y culturales”… que convierten a la axiología educativa en el pretexto estratégico para apropiarse de las realidades sociales desde una lucha entre visiones intencionales polarizantes, o para dominar las formas de pensamientos o para liberar conciencias… o mantener el pensamiento positivista dominante o por una real descolonización cultural educativa…

Politólogo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad