Inicio » Opinión » Alto al fuego

Alto al fuego

    Compartir

Isabel Carmona.- Venezuela amanece sumida en la tristeza y entrampada en un circulo vicioso de profundización de los errores. No se aprecia ninguna señal de rectificación en el Gobierno, ni esperanzas de una recomposición del crítico cuadro actual. El Presidente, sus altos funcionarios civiles y militares,

Su cogollo político siguen imperturbables su acelerado andar al precipicio. Arrastran a toda una nación que sufre día a día las calamidades y la precaria sustentabilidad del poder. Cualquier estudiante de Politología sabe, que en tiempos contemporáneos no es posible sostener

Un gobierno cercado por la ilegitimidad y el no reconocimiento internacional. Menos cuando las exhaustas arcas públicas están vacías y un diluvio de acciones judiciales de múltiples acreedores faltos de pago, amenazan todos nuestros activos en cualquier lugar del globo.

Hemos sido conducidos a un callejón sin salida, que en lugar de aproximarnos a un encuentro para regularizar el conflicto y, organizar el cambio de conducción del país, nos empuja minuto a minuto a una confrontación irreversible. Señores del gobierno es hora de un alto al fuego, detengan su retórica, su conducta intolerante, su deriva autoritaria y represiva. Asuman que estamos obligados a facilitar una salida pacífica, electoral y constitucional a este conflicto. No es tiempo de juegos amañados, la situación no resiste trampas y vivezas que se conocen desde antes de ser ejecutadas. Los tiempos de popularidad y respaldo de las masas son recuerdos pasados.

El uso de los recursos públicos está cuestionado y la coyuntura no admite su presencia, se impone el veredicto popular, la verdadera voz del soberano. Sí ese soberano que invocaba Chávez con tanta reverencia y frecuencia, en condiciones de libre albedrío y no de colonización de sus miserias.

Desde la oposición se presenta un reto semejante al que se exige al gobierno, reunificación sincera, respeto a los enfoques y prácticas políticas de los distintos miembros de la plataforma unitaria, abandono del principio de la descalificación que hoy impera ante las discrepancias internas. Asunción de las responsabilidades que el momento histórico exige, aún a costa de la crítica severa de los muchos que desde nuestras filas, pretenden dirigir las acciones a control remoto. Las labores internacionales son de inestimable valor, pero nunca podrán suplir ni prescindir, de las labores de liderazgo en la lucha viva, que el cuadro interno opositor libra aquí en el país.

La libertad, la paz y la reconciliación indispensable son la mayor responsabilidad, que reposa en todos los venezolanos y en particular, en los líderes políticos y sociales que estamos librando la faena en el terreno de juego. Ante ello corresponde igualmente decir, puertas adentro de la oposición: señores alto al fuego

Isabel Carmona
Presidente de AD

Agregar Comentario

Click here to post a comment