A un año, solo uno

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

No es poca cosa eso de haber estado montado en un poder inmaterial durante 360 días y haber encaballado guerras; y, más singular, haber fracasado en todas. En parte este artículo se debe a haber leído el texto de José Antonio Marina “La inteligencia fracasada”, cuyo subtítulo es una maravilla “Teoría y práctica de la estupidez”. Casi pensado en las aventuras de Juancito el G.

Aterrizo, mirando en retro para ver como un imperfecto desconocido se atreve, el 23 de enero de 2019, sin son ni ton, en plena marcha, en Caracas, quitarle el micrófono a alguien y autonombrarse Presidente de la República. Esta fue su primera y más estúpida guerra: “Guerra a muerte a la lógica”.

Se supone que todos los actos del hombre los dirige la inteligencia. Digo, alguna de ellas, pues la hay de muchos tipos. Se reconoce que hay una teoría científica de la inteligencia pero viendo el absurdo del muchacho Guaidó también supongo que hay una teoría científica de la estupidez.

Que pueda explicar, el antes y después, y todo lo que sucede cuando el energúmeno Trump lo reconoce y le impone a otros a dar apoyo a su pillaje.

Vendrá luego su “Guerras” Ej. del 5E” y su instalación en el cargo de “presidente”.

Acto lleno de gansadas. La eterna larga alfombra roja que se extiende desde los jardines hasta la entrada del Palacio Legislativo, todos los 5 de enero, no estaba. Tampoco la bandera que ondea desde lo alto del complejo sur del palacio cada año al iniciar un nuevo periodo legislativo. Cúmulo de ausencias que el muchacho no comprende.

Sigue un corolario, “Guerra de la usurpación” 10E y, otra cabriola, la “Guerra de la Transición”, absurdo, crear un Órgano de Transición para la restitución del orden constitucional. ¿Una burla?

La CIA, Los Rastrojos, preparan, el 23F, la “Guerra de Puente Tienditas”; o, el “Si o Si” y su preámbulo, la “Guerra de la Noche de la Burundanga” el 22F, en el campo de honor de los prostíbulos de Cúcuta. Con mojiganga. Intento de asesinato del diputado superlano y muerte de su primo por la enigmática “prostituta de la burundanga”.

Guaidó termina el año en guerra “Contra la Corrupción”, que también pierde. Es acusado de encubrir delincuentes y cobrar por escamotear investigaciones por corrupción. Malo, malo Juan, ¿Más fracasos?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×