El Cucutazo II

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Viene desfilando por el pasillo del segundo piso del Centro San Ignacio como la más hermosa y excitante modelo de Victoria Secret. La gente se detiene para verla pasar. Y ella va sonriendo, porque sabe que le está dando un gusto a todas las personas que la ven. El mesonero, que también la está viendo venir, no aguanta y se acerca y me dice: “Carajo, amigo, eso sí es una mujer”. Y se marcha.

Y llega Cinthya Machado Zuloaga a la mesa. Me pongo de pie para recibirla con un beso y me siento el hombre más afortunado de todos los mundos. Ella toma asiento y dice:

-Ya Carlos Ortega, desde Lima, en su twitter, acaba de anunciar que viene El Cucutazo II. Y mejor te leo lo que dice, porque como dicen ustedes, vamos a la fuente digna de todo crédito.

Busca en su cartera Prada su minilapto y dice:

-Escucha lo que dice el exdirigente de la clase obrera venezolana, o mejor dicho el expresidente de la Central de Trabajadores de Venezuela, que por cierto, los chavistas quisieron tener su propia Central de Trabajadores y lanzaron a Aristóbulo Istúriz, y perdió, aunque Aristóbulo nunca pierde, porque siempre sale ganando. Pero ese es otro tema. Escucha la palabra de Ortega en su twitter del 29 de julio de este año. Te leo: “Presidente Guaidó, prefiero alertarle que ser cómplice silencioso…Pendiente para que no se repita otro escándalo como el de Cúcuta. Averigue y aplique correctivos de inmediato”.

Cinthya se detiene, y justo en ese momento llega el mesonero con las dos tazas de café y le dice: “Nunca tendré las palabras necesarias para saludar a la mujer más bella del mundo”. Ella le sonríe. Él coloca las dos tazas sobre la mesa. Se queda mirándola. Se tambalea. Se aguanta con su mano derecha sobre la mesa y logra mantenerse en pie. Así, todo turulato, se marcha.

Y sigue diciendo Cinthya:

-Si lo dice Carlos Ortega, lo dice la experiencia. Mi padre cuando leyó el tuit dijo: “Se viene El Cucutazo II. Ojalá no se le vaya de las manos este nuevo atraco a Guaidó”. Además, todavía no han llegado los 42 millones de dólares que va a enviar Trump y ya tienen dueños. Y lo de Citgo es un atraco a mano armada. Nunca se había robado tanto en este país como lo está haciendo esta nueva banda de delincuentes. Así los llama mi padre. Y termina diciendo:

-Ya viene El Cucutazo II. Que no se les vayan los dólares de las manos.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad