Inicio » Opinion » Mentiras y Trampas

Mentiras y Trampas

    Compartir

Gloria Cuenca.- No sé si mis contradictorios lectores se acostumbran a la sarta de mentiras y trampas que arma el gobierno cada vez que hay que precisar algo. En primer lugar, esa ridiculez de pretender firmar un acuerdo, que no existe. ¡Cómo es cierto, que el socialismo del siglo XXI se nutre de la ignorancia! Es que eso les dio, en algún momento, buenos resultados: los sectores más radicales de la oposición no pensante, bastante daño que hicieron en esos días duros del diálogo (inexistente) Casi logran la división de la Mesa de la Unidad Democrática. Intentaron ensuciar el nombre de dirigentes de la oposición. Por fortuna, hay líderes buenos por montones.

Logran poner en contra a un sector con sus infamias. Cómo si fuera poco, esto de que el planeta entero lo vea diciendo que él, (solo él) si firmó y al mismo tiempo adelanta las elecciones, no suelta a los presos políticos, ni habilita a los que malamente tiene inhabilitados, sino fuera tan trágico e involucrara los derechos humanos de muchos, daría risa. Los países acompañantes -del supuesto diálogo, monólogo, parece- se retiran con cierta vergüenza, pero éstos, los del combo de mentirosos, actúan como si nada estuviera ocurriendo y estuviéramos en el mejor de los mundos. No hay inseguridad, ni alimentaria, ni del otro tipo. Mucho menos crisis de medicinas y en los hospitales. Lo que sí hay es una trampa preparada, o en preparación, para ver cómo le hacen en las elecciones que adelantan con casi todo el país en contra. Las trampas son conocidas. Ya han inventado muchas. Nunca se les han creído 100%. De todos modos, hay un importante sector de la sociedad que, todavía, les cree, o lo prefiere; o no se atreve a ver la realidad. Siempre, hay quienes prefieren vivir de espaladas a la realidad.

Mucha gente piensa, que ese dicho “el tiempo de Dios es perfecto”, es un lugar común. Para nada. Según mi criterio, es exacto. Los venezolanos teníamos mucho que aprender (¿Lo hemos logrado en estos 18 años o no?) De eso depende que el régimen cambie. Cada uno-a de nosotros-as, tiene una tarea que cumplir. Para algunos es pequeña, para otros inmensa. Para todos, impostergable. Hay que asumir la responsabilidad: por la vida, por la historia. Esto es una tarea prioritaria. ¡Basta de echar las culpas a los otros! ¡Hay que responder a la vida cuando se plantean momentos definitivos! Lo otro, es parecernos a ellos: ¡Dios Nos libre!

Gloria Cuenca
@EditorialGloria

Agregar Comentario

Click here to post a comment