Últimas Noticias Logo

Caracas, 20/10/2014
Iniciar sesión| Registrarse


OLIMPIADAS | 30/07/2012 10:40:00 a.m.
Pebetero olímpico vuelve a arder
El pebetero fue apagado durante el tiempo necesario para trasladarlo desde el centro del Estadio Olímpico hasta su emplazamiento definitivo en una curva

Pebetero olímpico vuelve a arder
volvió a ser encendido a primera hora de la mañana (Creditos: Captura Directv Sports)
UN | AFP.- El pebetero, apagado en la noche del domingo al lunes para ser trasladado de lugar en el Estadio Olímpico, volvió a ser encendido este lunes, en que la natación sigue reinando en los Juegos Olímpicos de Londres, con un Ryan Lochte que busca su tercera medalla.

El pebetero olímpico volvió a ser encendido a primera hora de la mañana de este lunes después que por la noche hubiera sido apagado durante unas breves horas para permitir su traslado desde el centro del estadio, donde permanecía desde el día de la inauguración, a una curva del coliseo.

"El pebetero fue apagado durante el tiempo necesario para trasladarlo desde el centro del Estadio Olímpico hasta su emplazamiento definitivo en una curva, pero la llama fue conservada en un recipiente idéntico al utilizado por los comandos de marina durante su llegada al Tower Bridge" el 20 de julio, explicó a la AFP Jackie Brock-Doyle, directora de la comunicación del Comité de Organización (LOCOG) en la noche del domingo.

El traslado del pebetero, símbolo de los Juegos Olímpicos que permanece encendido durante la duración de los mismos, se encuadra en el acondicionamiento contrarreloj del Estadio tras la ceremonia de inauguración para acoger a partir del próximo viernes las pruebas de atletismo, el deporte rey de los Juegos.

Pero, mientras llega ese momento, la mayoría de las miradas siguen centradas en el Centro Acuático, donde este lunes, el estadounidense Ryan Lochte buscará su tercera medalla en los 200m libres.

El estadounidense ya ganó la medalla de oro en los 400m estilos y la de plata el domingo en los relevos 4x100m libres, junto a Phelps.

Phelps ganó así su 17ª medalla olímpica y está a una de igualar el récord histórico de preseas olímpicas de la gimnasta Larisa Latynina, entonces soviética.

En la mañana de este lunes, el héroe de Pekín-2008 se clasificó para las semifinales de los 200m mariposa con el quinto mejor tiempo (1:55.53).

Entre las mujeres, la china Ye Shiwen se clasificó para las semifinales de los 200m estilos al marcar el mejor tiempo de las series clasificatorias con un crono de 2:8.90, detrás de la cual se situaron la zimbabuense Kirsty Coventry (2:10.51) y la estadounidense Caitlin Leverenz (2:10.63).

Las españolas Mireia Belmonte y Beatriz Gómez y la brasileña Joanna Melo también se clasificaron para esas semifinales, mientras que la también española Melania Costa se metió en las "semis" de los 200 metros libres.

Mireia Belmonte fue la mejor clasificada de las tres al lograr la quinta mejor marca (2:11.73), superando a la joven Beatriz Gómez, de 17 años, que fue 15ª con un registro de 2:13.93 y la brasileña Melo obtuvo el 16º y último puesto clasificatorio para las semifinales con un tiempo de 2:14.26.

Pese a la importancia de la natación, la primera medalla del día llegó en tiro, donde el rumano Alin Moldoveanu ganó el oro olímpico en carabina a 10m, superando al italiano, campeón del mundo, Niccolo Campriani, plata, y al indio, Gagan Narang, bronce.

Lejos de los terrenos de juego, el Comité Organizador local (LOCOG) anunció este lunes haber puesto a la venta 3.000 localidades, tras el escándalo que produjo la vista de amplias franjas de gradas vacías en las primeras competiciones.

La portavoz del LOCOG, Jackie Brock Doyle, aseguró que van a seguir haciendo lo mismo "día a día".

Los organizadores han descubierto que las localidades vacías en los primeros días no corresponden a patrocinadores, sino que habían sido atribuidas a equipos olímpicos o comités nacionales.

Por otro lado, la policía informó este lunes que los agentes encargados de la vigilancia del estadio de Wembley (oeste de Londres), donde se disputan algunos de los partidos del torneo olímpico de fútbol admitieron el lunes que perdieron un juego de llaves del lugar durante una visita antes del inicio de los Juegos, aunque la seguridad no se vio comprometida en ningún momento.




Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad


Publicidad