La Montserratina apuesta a su portafolio picante

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Hoy por hoy, uno de los valores diferenciales  que suma a la  gastronomía venezolana, es sin duda, el picante. Es ideal para incorporarlo a aquellos platillos que buscan marcar la diferencia, logrando acaparar una importante audiencia; sobre todo aquella que se arriesga a lo diferente.

Por este motivo, la empresa líder en embutidos parrilleros La Montserratina, ha incorporado varios productos con este sabor a su portafolio, siempre orientado a  complacer lo paladares de los venezolanos y ofrecer un elemento diferenciador que los haga especiales y únicos.

El Jefe de la Marca, Luis Suárez, indicó que La Montserratina “está en la búsqueda continua de satisfacer a los venezolanos” y hasta ahora las ventas han acompañado a los sabores picantes. “ El paladar criollo se ha diferenciado a la espera de nuevas opciones de picor, gusto  y sabor”.

Indicó que el portafolio de la marca incluye una variada gama de productos con ese toque distintivo. “La idea de incorporar el  picante a nuestros productos es agregar sabor y aportar un toque elegante al paladar”, aseveró.

Explicó que los productos que tienen este sabor, producido por la oleorresina llamada capsaicina, son: la morcilla picante y la carupanera, el chorizo picante, el choriqueso, el chorizon jalapeño y la salchicha jalapeña.

“La morcilla carupanera tiene una combinación de dulzor y picante que es oriunda del oriente del país; mientras el chorizo picante es un producto muy atractivo,  ya que potencia la activación de las papilas gustativas”, manifestó.

Asimismo, expresó que el choriqueso (que contiene cerdo, queso cheddar y jalapeño), recuerda los sabores del norte de México y el sur de Estados Unidos, al igual que la salchicha jalapeña, que también tiene los sabores de la especias.

Los éxitos de ventas

Suarez señaló que el producto picante más vendido es la morcilla carupanera. “Aunque es un embutido autóctono del oriente, tuvo una gran aceptación  y fue abrazada por el resto del país. Con ella logramos respetar la tradición del sabor carupanero”.

Otros grandes aciertos de la marca son: el chorizón jalapeño y el choriqueso, seguido de  la salchicha jalapeña. “El chorizón picante se ha vendido mejor que el ahumado, lo cual nos llena de orgullo porque no hay un embutido parecido en el mercado”.

Resaltó que estos productos “se elaboran con las mejores materias primas y los más altos estándares de calidad. Los ajíes son de productores nacionales, de la mejor procedencia, y es una forma de apoyar a la industria nacional. Asimismo, las carnes selectas de cerdo cuentan con un buen contenido genético”.

“Ese énfasis en la excelencia es lo que nos ha permitido permanecer durante 70 años en el mercado venezolano y ser los líderes en embutidos parrilleros”, afirmó.

Un sabor fundamental

Carlos Páez¸ maestro parrillero, aseveró que el sabor picante es fundamental en la gastronomía venezolana. “Una reducción de picante  agrega ese sabor que marca la diferencia en platillos tradicionales que se convierten en excepcionales”, aseveró.

Señaló por ejemplo el chorizo picante “es muy versátil, como el chorizón jalapeño”; su picor es suave y se potencia con el fuego o las brasas. Se puede combinar con arroz o pasta, o hacer un untable al mezclarlo en licuadora con crema de leche y aceite, para luego aplicarlo en arepitas o casabe, como gustosas entradas”.

Indicó que los productos picantes de La Montserratina también son ideales para  incorporarlos para cocinar guisos: “por ejemplo, yo usé chorizón jalapeño para unos bollitos navideños”.

Entre otros datos culinarios, el chef Páez recomendó el uso de la morcilla, para platillos que pueden estar presente en la mesa del venezolano. “La morcilla picante como relleno de un puré de yuca; empanadas o  pastelitos, salteando el relleno de la morcilla con una pizca de ají dulce; también, utilizarla como pasapalo, con guacamole y queso”, manifestó.

Para Carlos Páez, La Montserratina “no solo produce los mejores embutidos sino que cuenta con una gran diversidad de sabores, lo cual es clave porque a los venezolanos nos gusta probar cosas diferentes juntas. Hay diversas opciones para todos los comensales”.

RECETA: Ajíes dulces rellenos

Para Carlos Páez, este plato puede servir perfectamente como entrada, y se puede elaborar bien sea con chorizo o morcilla picante. “La receta es muy sencilla y fácil de elaborar: se saltea cebolla, cebollín y celery. Luego se agregan trozos del embutido seleccionado. Los ajíes dulces se cortan por la parte superior, se limpian y se rellenan con la  mezcla. Luego se llevan al horno hasta dorar”.

Publicidad
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
Publicidad