Google corta la colaboración con Huawei: ¿qué significa y qué consecuencias tendrá?

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El pasado domingo, una fuente familiarizada con el asunto reveló a Reuters que Google ha suspendido sus negocios con el gigante de telecomunicaciones chino Huawei. ¿Qué les espera ahora a los usuarios de los dispositivos fabricados por esta compañía asiática?

¿Qué ha pasado?

En el marco de la llamada ‘guerra comercial’ que desató el presidente de EE.UU., Donald Trump, contra Pekín, el 15 de mayo el mandatario firmó una orden ejecutiva que prohíbe el uso de equipos de telecomunicaciones fabricados por compañías consideradas como “una amenaza para la seguridad nacional”. Poco después el Departamento de Comercio de EE.UU. anunció que incluirá a Huawei y a 70 empresas afiliadas en su llamada ‘Lista de Entidades’.

La decisión —que entró en vigor el 17 de mayo— fue adoptada bajo el pretexto de que Huawei supuestamente “está involucrada en actividades contrarias a la seguridad nacional de Estados Unidos y los intereses de la política exterior”.

¿Cómo ha reaccionado Huawei?

  • Desde la compañía china indicaron que están corroborando los reportes sobre el posible final de la colaboración con Google
  • Además, desde Huawei han asegurado que seguirán proporcionado soporte técnico, “actualizaciones de seguridad y servicios de posventa a todos los teléfonos inteligentes existentes y tabletas de Huawei y Honor”. Han hecho hincapié en que se trata de los dispositivos que ya fueron vendidos y los que ahora se encuentran en las tiendas
  • Además, Huawei indicó que sigue “creando un ecosistema de ‘software’ seguro y sostenible con el objetivo de proporcionar la mejor experiencia a todos los usuarios a nivel mundial”. Anteriormente, la compañía declaró que había desarrollado su propio sistema operativo como un ‘Plan B’ en caso de que los dispositivos de la compañía perdieran el acceso a Google
  • Por su parte, el informático y politólogo Sergio Carrasco opina que China podría tomar medidas recíprocas contra las empresas estadounidenses

Reacción de las compañías en EE.UU. 

En consecuencia, los principales fabricantes de chips estadounidenses, incluidos Intel Corp., Qualcomm Inc., Xilinx Inc. y Broadcom Inc., comunicaron a sus empleados que no habrá suministros a Huawei hasta nuevo aviso.

Por su parte, una fuente en Google ha confirmado a Reuters que la compañía estadounidense dejará de colaborar con Huawei en los asuntos que requieran transferencia de ‘hardware’ y ‘software’, así como el servicio técnico no público.

El eco en los mercados: mayores caídas y subidas

Este movimiento se ha reflejado de inmediato en los mercados. Así, el sector de las compañías de semiconductores estadounidenses se vio afectado por la caída de las acciones de Intel, Qualcomm y Micron Technology. Los títulos de Intel han registrado bajadas al cerrar las dos últimas jornadas de la semana anterior, mientras que Qualcomm perdió hasta 5% en las dos sesiones anteriores.

Las mayores caídas, hasta un 15%, las sufrieron las pequeñas compañías tecnológicas estadounidenses NeoPhotonics y Lumentum Holdings, que tienen una mayor exposición a Huawei.

A pesar de que los competidores de Huawei en EE.UU. no han registrado saltos drásticos en el precio de sus acciones tras las medidas de la administración Trump, incluso Apple cerró la semana con una leve bajada, en Europa —donde se están desarrollando activamente las redes 5G— las sanciones de EE.UU. a Huawei despertaron el interés de los inversores hacia Ericsson y Nokia.

Estas dos compañías escandinavas de telecomunicaciones registraron una subida del 2,1%, el jueves y otro 0,5% el viernes y un 4,1% y un 0,8% adicional al cerrar la jornada de la semana pasada.

En lo que se refiere a los mercados de China (incluido el de Hong Kong), este lunes estos han caído debido al aumento de las tensiones entre China y EE.UU., mientras que otros mercados de acciones en la región de Asia-Pacífico en general han registrado un aumento. El índice chino compuesto de Shanghái ha perdido al final de las negociaciones un 0,4%, el compuesto de Shenzhen se ha reducido un 0,8%, mientras que el índice de Hang Seng (Hong Kong) bajó un 0,6%.

¿Qué meta tiene EE.UU.?

La ruptura de los contactos comerciales entre Google y Huawei es una consecuencia de la guerra tecnológica y de la presión que Estados Unidos ejerce sobre las compañías de tecnología de la información chinas. En el 2018, Donald Trump prohibió a los departamentos gubernamentales utilizar equipos fabricados por Huawei y otra compañía china, ZTE. Posteriormente, Canadá detuvo a la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, y EE.UU. acusó a la compañía de espionaje industrial, fraude y otros delitos que la parte china niega rotundamente.

Según varios analistas, bajo el pretexto de la lucha contra el espionaje industrial y el robo de tecnología, EE.UU. simplemente excluye a las compañías chinas de su mercado. El motivo de tales acciones puede ser la lucha por el dominio en el campo de las redes móviles de quinta generación (5G). Huawei estaba planeando ser una de las primeras empresas en poner en venta teléfonos inteligentes dotados de dicha tecnología.

Potencialmente, esta compañía china podría convertirse en líder mundial en la implementación de las redes 5G, pero las recientes medidas adoptadas por EE.UU. podrían dar al traste con esos planes y causar un considerable daño a Huawei.

¿Qué les espera a los usuarios de Huawei?

Según trascendió, la próxima versión de los dispositivos de Huawei no tendrá acceso a varios servicios y aplicaciones. 

  • La decisión de Google corta a Huawei el acceso a las actualizaciones de la versión completa de Android proporcionada por Google
  • Perderán el acceso a Google Mobile Services
  • No podrán acceder a las aplicaciones y a ciertos servicios populares que son propiedad de Google, como la tienda de aplicaciones Google Play Store y el correo electrónico Gmail, así como la plataforma de videos YouTube y el navegador móvil Chrome

Los propietarios de los dispositivos de Huawei que ya estánen uso (o todavía siguen en tiendas) de momento podrán seguir usando los servicios de Google, con algunas excepciones.

  • Los usuarios de Huawei podrán usar únicamente la versión pública de Android
  • La medida de Google no afectará a aquellos productos que estén cubiertos por licencias de código abierto
  • No se podrá acceder a Google Play para descargar nuevas aplicaciones
  • Podrán realizar actualizaciones de las aplicaciones en sus dispositivos Huawei en uso, ya que esto no requiere interacción directa con Huawei
  • Desde Android han asegurado que de momento Google Play y el detector de ‘malware’ Google Play Protect seguirán funcionando en los dispositivos de Huawei en uso


En lo que se refiere a los usuarios chinos de dispositivos Huawei, no se verán afectados, ya que los productos de Google no están disponibles en China. 

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print