Chocolates St. Moritz ya lanzó su línea para Navidad

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Chocolates St. Moritz lanzó al mercado su línea de productos navideña, compuesta por bombones, turrones, panettones, pandoro, Flaquito, ChocoZOO y grageados, los cuales se encuentran presentes desde finales de septiembre en los comercios venezolanos.

 Cristóbal Suárez, gerente general de la empresa, informó que este portafolio incluye algunas novedades como el diseño de los empaques, que se refrescó con motivo de los 30 años de la marca, y para ofrecerles a los consumidores algo creativo y diferente que los conecte con la fecha e incentive a comprar.

Tal es el caso de las bomboneras de 4 y 8 bombones de chocolates surtidos que vienen en unas llamativas cajas inspiradas en obras de pintores de renombre mundial, como el recientemente fallecido artista plástico venezolano, Carlos Cruz-Diez, el holandés Piet Mondrian, y el español Joan Miró, ideales para obsequiar a amigos y familiares en estas fiestas.

Flaquito, marca líder de esta empresa 100% venezolana, viene en una nueva presentación propia para regalos de amigos secretos y consentir a los seres queridos, llenándolos del exquisito sabor de esta barquilla rellena de crema de avellanas y cubierta con una capa de chocolate.

El turrón de chocolate, típico de esta temporada,  también viene renovado con un estuche morado el de leche con maní, pasas y marshmellows; y en azul oscuro, el blanco con las mismas incrustaciones de frutos secos, en presentación de 100 gramos ambos productos, los cuales han sido tradicionalmente unos de los más exitosos de la línea navideña.

A esta deliciosa oferta se añaden los frutos secos mixtos con chocolate de 85 gramos, en estuches especialmente rediseñados para esta época del año, así como el ChocoZOO, chupeta para niños en dos sabores (leche y blanco), en empaques de 6 unidades.

  Y como en toda Navidad está presente el pan dulce, St. Moritz trae también su exquisito panettone fabricado en Punto Fijo, estado Falcón, en presentaciones de ½ kilo y 800 gramos con extra chocolate, además del Pandoro de 600 gramos con chocolate en el medio.

Cristóbal Suárez comentó que estos dulces se diferencian por su textura. El Panettone es más elástico y se hornea directamente en el capuchón o capacillo de papel, mientras  que el Pandoro es más esponjoso, tipo torta con azúcar espolvoreada por encima, la cual fue pulverizada este año por la empresa para darle su toque distintivo. Con respecto a las expectativas de la compañía fabricante de chocolates, el gerente general señaló que son bastante positivas pues ha sido generalmente exitoso para ella que las ventas empiecen con tiempo. “Esperamos que los resultados sean iguales a los del año pasado porque una de las características de la línea nuestra es que son cantidades limitadas”.

Los productos navideños St. Moritz no sólo están disponible para los consumidores en los diferentes canales de venta, sino también para clientes corporativos que los reclaman cada año para regalar a sus empleados y colaboradores, como parte de su cultura corporativa, agregó Suárez.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad