Lula y 4.900 presos podrían ser liberados en Brasil

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El Tribunal Supremo de Brasil (STF) decidió este jueves que es inconstitucional la prisión de una persona en segunda instancia, lo que podría conducir a la liberación del expresidente Luiz Inácio Lula da Silva, preso desde abril de 2018, y otros miles de reclusos, informó la agencia de noticias RT en su portal web.


Según el STF, en su cuenta d ela red social Twitter, señaló: “Citando datos sobre homicidios en Brasil, el ministro Dias Toffoli señaló que la prisión de segunda instancia no es responsable de esto. “No es la prisión después de la segunda instancia la que resuelve estos problemas, es la panacea para resolver la impunidad”

Por seis votos contra cinco, ganó la tesis que le da constitucionalidad a una ley que también beneficiaría a otros 5 mil detenidos. El presidente del Tribunal, José Dias Toffoli, fue quien inclinó la balanza por la decisión favorable. Anoche millones de brasileños exclamaban ¡Lula libre! en la espera de que podría ser liberado en las próximas horas

Toffoli argumentó que el artículo 283 del Código de Procedimiento Penal establece que una persona solo puede ser arrestada después de que se haya dictado una sentencia final, es decir, cuando no hay más recursos judiciales en proceso. El presidente del STF refirió que ante la situación de violencia en el país, la prisión en segunda instancia no resuelve esos problemas. 

“Solo las sociedades autocráticas, que no reconocen los derechos básicos de sus ciudadanos, repudian y desprecian el derecho fundamental de cualquier individuo de ser considerado siempre inocente hasta que ocurra la cosa juzgada final”, argumentó previamente el ministro Celso de Mello en su intervención, con el que se igualó la votación. 

Aunque Toffoli había declarado que el caso “no se refiere a ninguna situación en particular”, el país permanecía pendiente por saber qué pasaría con el proceso penal del expresidente Lula. 

“El caso Lula ha contaminado de alguna manera todo este debate en vista de toda esta polarización. Lo que resultó no ser bueno para un debate”, refirió el ministro Gilmar Mendes, quien votó contra la ejecución anticipada de penas. 

Caso Lula

El expresidente (2003-2010) cumple una pena de 8 años y 10 meses de prisión por lavado de dinero y corrupción pasiva en el caso de un departamento, en el marco de la ‘Lava Jato’. El antiguo líder sindical ya fue condenado por el STJ, pero le quedan todavía recursos pendientes, señala el portal RT

Lula fue condenado también a 12 años y 11 meses de cárcel por corrupción y lavado de dinero en la reforma de una casa en Atibaia, Sao Paulo, pero la condena no está confirmada en segunda instancia. Además, tiene por lo menos otros seis procesos abiertos ante la Justicia.

Lula siempre ha negado las acusaciones y alega que ha sido víctima de una conspiración para impedir que se presentara a las elecciones presidenciales de octubre de 2018. La condena del departamento dictada por el exjuez Sergio Moro, actual ministro de Justicia, Sergio Moro, inhabilitó al líder petista como candidato en los comicios en los que era el gran favorito.

La modificación de la jurisprudencia supone un duro golpe para Moro, que estuvo al frente de la mayoría de los juicios de la Lava Jato, y también para el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, quien en la campaña para las elecciones en 2018 prometió que el líder del Partido de los Trabajadores (PT) se “pudriría en la cárcel”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×