El exlíder de las FARC Jesús Santrich toma posesión como congresista en Colombia

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

El exlíder de las FARC Seuxis Paucias Hernández, alias “Jesús Santrich”, tomó este martes posesión de su curul como representante a la Cámara colombiana después de que el pasado 30 de mayo recobrara la libertad tras estar 416 días preso por un pedido de extradición de EE.UU. por narcotráfico, cuyo proceso sigue.

Santrich fue electo para ese cargo, por el departamento del Atlántico, en los comicios del 11 de marzo de 2018, pero no pudo asumirlo en julio del año pasado, cuando correspondía, debido a que se encontraba detenido desde abril.

La posesión de Santrich la hizo el vicepresidente de la Cámara, Atilano Giraldo, quien le tomó el juramento como congresista en su oficina.

“Hay que derrotar odios, hay que juntar afectos y hay que procurar seguir sembrando la esperanza en la posibilidad de la reconciliación (de Colombia), creo que eso es lo que está al orden del día y no seguir polarizando al país”, dijo Santrich a la prensa tras su juramentación.

Oposición de Duque

Este lunes, el presidente de Colombia, Iván Duque, solicitó a la Procuraduría evitar que Santrich asumiera el cargo en el Congreso, tras la divulgación de un vídeo donde vinculan presuntamente al exguerrillero con el narcotráfico. En el material audiovisual, Marlon Marín, sobrino de Iván Márquez y testigo protegido en EE.UU. por una investigación por narcotráfico, señala a Santrich de “vender” droga a un cartel mexicano.

“Ese vídeo comprueba que alias Jesús Santrich es un mafioso. Cómo puede uno pretender que en un país tengamos un mafioso posesionándose como congresista”, dijo el mandatario colombiano.

Proceso judicial

La posesión de Santrich se da luego que el pasado 30 de mayo quedara en libertad, por orden emitida un día antes por la Corte Suprema de Justicia de Colombia.

El exguerrillero estuvo detenido desde el 9 de abril de 2018, en respuesta a una solicitud realizada por un juez de Nueva York (EE.UU.), quien ordenó su captura tras acusarlo de haber enviado a ese país norteamericano diez toneladas de droga valuadas en 15 millones de dólares en 2016, es decir, luego de haberse firmado el acuerdo de paz entre las FARC y el Gobierno de Juan Manuel Santos.

El 15 de mayo pasado la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP), el mecanismo de justicia transicional acordado entre el Gobierno colombiano y las  FARC para procesar a los actores del conflicto armado,consideró que las pruebas presentadas en su contra no eran suficientes, por lo cual solicitó su puesta en libertad y negó el pedido de extradición que había hecho EE.UU.

No obstante, el 17 de mayo, inmediatamente después de que fue liberado, la Fiscalía General de la Nación lo recapturó y regresó a las instalaciones de una cárcel bogotana.

12 días después, la Corte Suprema de Justicia emitió la orden de liberación de Santrich y autorizó su toma de posesión en el Congreso, debido a que gozaba de fuero parlamentario.

La Corte, en su dictamen, recordó que el Consejo Nacional Electoral (CNE), en Resolución de 28 de julio de 2018, le confirió la investidura a Santrich como representante a la Cámara y el Consejo de Estado ratificó su cargo como congresista y reconoció “que no ha podido posesionarse por motivos de fuerza mayor no atribuibles por su culpa”.

Ahora, Santrich será procesado penalmente ante la Corte Suprema de Justicia, organismo que ya lo llamó a indagatoria.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print