Acusan a Macri por debacle del mercado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Tras la demoledora derrota electoral que sufrió el pasado domingo, el presidente argentino Mauricio Macri se cruzó de brazos y permitió la devaluación del peso en más de 20%.

El resultado de las elecciones primarias también golpeó a la bolsa de valores, que tuvo ayer una de las peores jornadas en su historia con un derrumbe de 38%.

Los inversores sacaron sus propias cuentas: Macri, el candidato “pro mercado”, difícilmente remontará puntos de cara a los comicios presidenciales del 27 de octubre.

Con una victoria casi asegurada del peronista Alberto Fernández, quien predicó contra la especulación financiera durante la campaña, la reacción de los inversores fue este lunes de pánico y súbito abandono de posiciones en activos argentinos.

El candidato ganador, Alberto Fernández, declaró: “Ahí es cuando se dan cuenta (los mercados) que han sido estafados”.

Agregó que Macri tendría que estar dando tranquilidad y los mercados están intranquilos, porque admiten que el Gobierno se metió en un escenario donde ahora no puede dar respuesta.

El líder del Frente de Todos, que lleva como compañera de fórmula a la expresidenta Cristina Fernández, le reclamó a Macri que “se ponga las pilas” y “se dé cuenta de que lo que han hecho no le sirvió ni electoralmente ni en términos económicos”.

“Cada tropezón del Gobierno se convierte en una crisis económica y eso demuestra la debilidad que tiene”, aseveró.
A partir de lo que parecía tan sólo un sobresalto cambiario y luego se contagió a todos los sectores productivos, la economía argentina entró en un ciclo recesivo en abril de 2018 y el PIB cayó 2,5 % el año pasado.

Casi sobre el cierre del mercado bursátil, el presidente Mauricio Macri dio una rueda de prensa en la que dijo que buscará revertir en octubre la derrota electoral de las primarias. Aseguró el mandatario que no habrá cambios en su Gabinete y prometió tomar medidas económicas.

En el primer semestre del año la inflación acumuló una subida de 22,4 %, pero el golpe a la moneda local asestado ayer por el mercado hace temer que los precios vuelvan a dispararse, con duras consecuencias para el poder adquisitivo de los asalariados y las ya alarmantes tasas de pobreza.

Mientras transcurría esta jornada adversa para la economía argentina, el sitio del Banco Nación estuvo saturado y el Banco Central no difundió datos sobre la cotización de la moneda estadounidense.

Agencias

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad