Thor sobrevivió del abandono

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Thor deambulaba por las adyacencias de la urbanización Nueva Casarapa, Guatire, con gran parte de su cara destruida por una miasis, una enfermedad parasitaria ocasionada por larvas de mosca que afecta los tejidos.

Durante su paso por la zona, se topó con Zurima Armas, quien le ofreció comida, luego el perro callejero se perdió durante dos días.

Al regresar, Armas y la doctora Yury Provens se dedicaron a atender la miasis que presentaba Thor, producto de una herida no sanada luego de un arrollamiento.

La primera noche estuvo resguardado en una garita de vigilancia, pero como no quería permanecer encerrado lloraba mucho.
Duró dos meses con su tratamiento médico en hogares temporales, donde le brindaban, sin falta, sus comida tres veces al día, además lo sacaban de paseo en las mañanas, los mediodías y en las tardes.

La hija de la doctora Provens le colocó el nombre de Thor a este peludo de cuatro años porque demostró gran valentía al sobrevivir de la miasis que le comió parte de su hocico.

Armas, la rescatista de Thor, presume que el peludo fue abandonado en las calles de Guatire por presentar esa infección en su cara. Una vez recuperado, fue esterilizado y le ubicaron un hogar en Santa Teresa del Tuy, estado Miranda, donde recibe todo el amor de Rosa Rivas.

Este “perrito es un mar de amor, muy tierno, bien portado, cariñoso, agradecido y además ha hecho gran amistad con un gato vecino”, asegura su madre humana

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
×
Publicidad