Alertan que la ivermectina no es una vacuna

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En las redes sociales denuncian que gente inescropulosa está promocionando vacunas de ivermectina, químico empleado para erradicar pulgas y garrapatas y otros parásitos en los animales domésticos, lo cual, en algunos casos, ha generado la muerte y enfermedades graves en los animalitos.

El producto se ofrece el producto en jeringas a precios módicos a través de las redes sociales y en la calle de forma abierta y ante los costos de las pipetas, spray o comprimidos de antiparasitarios cutáneos. Los dueños de las mascotas pueden caer en la tentación de aplicarlo a sus mascotas.

La ivermectina es un atiparasitario de amplio espectro usado en el ganado. Sin embargo, se utiliza en clínica menor para el tratamiento de sarna, por lo que empezó a emplearse para el control de pulgas y garrapatas. Esta puede administrarse vía oral, en inyección subcutánea o tópica y es un producto muy seguro en perros y gatos cuando se administra a las dosis recomendadas y bajo prescripción veterinaria.

Actualmente, se ha difundido la falsa creencia de que este fármaco es una “vacuna contra la garrapata” y, peor aún, que esta debe administrarse una vez al mes para mantener el efecto deseado, desconociendo los posibles efectos adversos de toxicidad que puede acarrear la sobredosificación con ivermectina, o incluso la aplicación de una dosis terapeútica en razas especialmente susceptibles para por un defecto genético.

Si bien la ivermectina suele ser muy segura en perros y gatos, existe un grupo de razas caninas y sus cruzas (Collie, Pastor alemán y australiano, Shetland Sheepdog, Pastor blanco suizo, Border collie) que poseen una mutación del gen MDR1, lo cual hace esta dropga atraviese la barrera hematoencefálica de la mascota intoxicando el sistema nervioso provocando la muerte en alguinos casos. Entre los signos clínicos generales de intoxicación con ivermectina se señalan: incoordinación en la marcha, desorientación, hiperestesia, temblores, dilatación de las pupilas, depresión, ceguera, coma.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×