Pateando el mercado | Los bolsillos dicen pío, pío, pío

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Luego de que hace un mes se produjo un bajón imprevisto en los precios del pollo y la carne, de una semana hasta esta fecha, el ascenso del costo de estos productos ha ido a alta velocidad. Varios lectores me pidieron que hiciera un sondeo sobre el caso del pollo, por ejemplo, que asombra y pone a “piar” los bolsillos del más pintado.

A principio de julio el kilo de pollo rondaba los Bs.8.000, pero esto fue escalando. Hace dos semanas se ubicaba en Bs. 15.000 y en la actualidad vale un promedio de Bs. 20.000. En un mes el aumento ha sido más de 50%.

En medio de un sistema altamente especulativo saber las causas de la espiral inflacionaria y el comportamiento errático de los precios es complejo.

Los comerciantes de carne y pollo aseguran que la reducción del precio de hace poco más de un mes se debió a “un acuerdo con los mataderos” para bajar los costos en vista de la caída de las ventas.

Sin embargo, el supuesto “acuerdo” llegó a su fin. Los comerciantes se afincaron duro en su carrera alcista a pesar de la política de restricción de liquidez del Gobierno. Desde el 1º de mayo no se aumenta el salario mínimo que, según los entendidos, es un factor inflacionario.

Otro elemento es el dólar especulativo que en las últimas semanas mostró fuerte alza. De esta cotización se agarran todos los comerciantes para subir sus productos, por la llamada pérdida de rentabilidad debido a la depreciación del tipo de cambio.

Según economistas, en julio el Gobierno comenzó a hacer pagos, el chorro de bolívares fue a parar al mercado de divisas presionando al alza.

El economista Luis Enrique Gavazut afirma que existe “una liquidez paralela que de facto circula cada vez más en la economía como medio de pago: dólares, euros, pesos, etc.”

Los precios en Catia son de película. En el sector Los Magallanes el pollo entero vale Bs. 18.500 el kilo, el picadillo Bs. 20.500, el muslo Bs. 20.500 y la pechuga Bs. 22.500. En la avenida Simón Bolívar el pollo entero sube a Bs. 19. 490; el picadillo Bs. 23.600; la milanesa Bs. 33.500; las alas Bs. 24.300; los muslos Bs. 23.900 y la pechuga Bs. 26.200.

En la calle Panamericana el pollo entero llega a Bs. 22.750; la pechuga Bs. 26.500; el muslo Bs. 24.500; las alas Bs. 24.900; la milanesa Bs. 34.500 y el picadillo Bs. 24.900. En otro local de la misma calle el entero vale Bs. 22.100, mientras la pechuga cuesta Bs. 25.500 y el picadillo Bs. 27.000.

En la calle Argentina el pollo entero, Bs. 20.900; la milanesa Bs. 39.000 (casi un salario mínimo) el muslo en Bs. 21.800; la pechuga Bs. 28.000, las alas Bs. 22.300; las mollejas y el hígado Bs. 18.000; las patas Bs.10.000 y el pescuezo Bs.7.800. En otro negocio el pollo entero lo vendían en Bs. 19.500, el muslo Bs. 22.000; la milanesa Bs. 31.990; las patas en Bs. 9.900 y los carapachos en Bs. 6.000, “a precio viejo” decía el vendedor.

En la segunda avenida, muy cerca del bulevar, en el comercio FJ Chicken, que tiene fama por los precios competitivos del pollo, el entero cuesta Bs. 17. 290 (el más bajo de todo el recorrido) el muslo en Bs. 19.790, la milanesa en Bs. 31.900 y la gallina Bs. 16.900. Nótese que con los precios del pollo entero, uno, puede costar un salario mínimo, por eso si se tiene poco dinero, es mejor comprarlo por piezas, es decir un kilo de muslo, por ejemplo, o de pechuga.

La ñapa. La Polar sacó la presentación de 250 gr. de la margarina Mavesa. Vale la “bicoca” de Bs. 12.800.

Comente, pregunte y pase dato a Caro Hidalgo desde www.ultimasnoticias.com.ve

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print