Inicio » Investigación » El puerto de La Guaira apuesta a la tecnología

El puerto de La Guaira apuesta a la tecnología

Gobierno invirtió Bs 398 millones de dólares en su modernización
    Compartir

Olga Maribel Navas.-El presidente de la República, Nicolás Maduro, inauguró en abril una de las más modernas instalaciones en el terminal del Puerto de la Guaira, en el estado Vargas, proyecto que había sido concebido por el ex presidente Hugo Chávez Frías, y planteaba convertir este puerto en uno de los más importantes del mundo.

En las instalaciones se cuenta con una serie de equipos que utilizan las más modernas tecnologías. En el puerto han sido instaladas seis potentes grúas que permitirán reducir los tiempos de carga y descarga de mercancía, así como posibilitar el arribo de buques de quinta generación al país. Se estima que los procesos de descarga podrían bajar de 90 a 30 horas, lo que significa un sustancial ahorro de recursos para los clientes, tanto a nivel nacional como internacional.

La mayoría del personal que labora en el terminal de La Guaira es venezolano, entrenado en países como China y Portugal tanto en el manejo y mantenimiento de las maquinarias como en los procesos más actualizados para la administración de los puertos. En los espacios se presta servicio las 24 horas del día, los 365 días del año.

Por su posición geográfica, el Puerto de La Guaira es uno de los puntos estratégicos en Suramérica y se ofrece el servicio, con precios competitivos, para empresas navieras de distintas partes del mundo, que pueden utilizar estas instalaciones para descargar su mercancía, así como el trasbordo de los buques grandes a barcos más pequeños que tengan que repartir mercancía a distintos destinos cercanos a Venezuela.

Las instalaciones de este terminal pueden servir como un modelo para modernizar los otros puertos del país, además de que en un corto tiempo se puede convertir en una buena fuente de generación de divisas, distintas a la empresa petrolera, impulsando así el desarrollo del país.

Alianza. Los trabajos de ampliación y modernización se llevaron a cabo gracias a una alianza entre la empresa Bolivariana de Puertos (Bolipuertos) y la empresa portuguesa Texeira Duarte, la cual además llevó a cabo los trabajos de proyección y construcción.

La inversión realizada por el Gobierno venezolano fue de 398 millones de dólares y 343 millones de bolívares.