Inicio » Investigación » Los más recientes golpes de Estado ocurridos en Latinoamérica

Los más recientes golpes de Estado ocurridos en Latinoamérica

El factor común en todos los casos es la denuncia a EEUU como autor intelectual de los sucesos que promovieron la ruptura del orden constitucional
    Compartir

ÚN.- Durante los últimos quince años se han generado distintos momentos políticos de gran importancia para la región. Venezuela, Bolivia, Honduras, Ecuador, Paraguay,  Brasil son los algunos países que han sido protagonistas de estos hechos.

 

Venezuela

El 11 de abril de 2002, se desarrollaron en Venezuela una serie de acontecimientos que dividieron la historia contemporánea en un antes y un después. Todo comenzó en el marco de una serie de protestas y una huelga general convocada por Fedecámaras, que sumadas al llamado de la dirigencia política opositora, organizaron una marcha que partiría desde Parque Del Este hasta la sede de PDVSA Chuao en Caracas. La misma fue desviada horas más tarde hasta el Palacio de Miraflores –sede del despacho presidencial-.

Alrededor del Palacio se había concentrado un grupo de simpatizantes del entonces presidente Hugo Chávez, lo cual desencadenó una serie de enfrentamientos entre ambos bandos, causando muertos y decenas de heridos.

Horas más tarde y tras fuertes protestas de simpatizantes del gobierno -que tomaron las calles- así como de algunos presidentes latinoamericanos que no reconocían a Carmona Estanga y con el apoyo de militares leales, Hugo Chávez retomó la silla presidencial la madrugada del 14 de abril de 2002.

Aunque el Tribunal Supremo de Justicia y algunas organizaciones no gubernamentales como Provea, calificaron estos acontecimientos como un “Golpe de Estado”, los sectores opositores aún aseguran que se trataba de un “vacío de poder”

Bolivia 

La Crisis política en Bolivia de 2008 fue un proceso de enfrentamientos internos y actos de  desobediencia civil  y política , que enfrenta a dos grandes sectores de la población de Bolivia , identificados por sus características étnicas y territoriales, que ha puesto en riesgo la estabilidad del gobierno constitucional y la propia integridad territorial del país, afectando a toda la región suramericana.

La confrontación tiene como protagonistas visibles, por un lado, al gobierno nacional, liderado por el Presidente  Evo Morales del Movimiento al Socialismo (MAS), y por el otro, a los prefectos  departamentales opositores de la región conocida como la “Media Luna” (Santa Cruz, Rrija y Pando , y para algunos también Chuquisaca), que impulsan la constitución de gobiernos departamentales autónomos y rechazan el proyecto constitucional que impulsa el primer mandatario.

El conflicto registró una escalada de violencia en la primera quincena de septiembre de 2008 en los que murieron al menos treinta ciudadanos bolivianos, en un contexto de denuncias de golpes de Estado y autogolpes.

Hondura

El 28 de junio de 2009 el presidente Manuel  Zelaya es víctima de un golpe de Estado orquestado por Washington y la oligarquía hondureña, opuestos al acercamiento con la izquierda latinoamericana. Expulsado a Costa Rica, es sustituido por Roberto Micheletti a la cabeza del país hasta el fin de su mandato en enero de 2010. Ningún gobierno del mundo reconoce a la junta golpista.

La comunidad internacional condena de modo unánime la ruptura del orden constitucional en Honduras, incluso Estados Unidos. En julio de 2009 Zelaya, acompañado de varias personalidades, intenta regresar a Honduras, sin éxito. El ejército impide que aterrice el avión y hasta dispara al pueblo que viene a acoger a su presidente, causando muchas víctimas.

En septiembre de 2009 se refugia en la embajada de Brasil en Tegucigalpa como presidente legítimo en exilio. Las fuerzas golpistas asedian entonces la representación diplomática hasta su salida hacia República Dominicana el 27 de enero de 2010.

Ecuador 

El 30 de septiembre de 2010, miembros de la Policía Nacional ecuatoriana se sublevaron contra el Gobierno legítimo y constitucional del presidente Rafael Correa por unas prebendas económicas que les eran eliminadas por una nueva normativa (Ley de Servicio Público) recién sancionada en el Parlamento de ese país suramericano.

Los golpistas tomaron el Regimiento Quito y, en un acto de valentía y de responsabilidad, Correa llega a las instalaciones para explicarles que “ahora el policía que menos gana es 700 dólares

A pesar del esfuerzo del mandatario, ya el plan para derrocarlo (y asesinarle) estaba en marcha. Fue agredido con gases lacrimógenos

Correa fue rescatado por fuerzas élite del Grupo de Operaciones Especiales (GOE), no sin antes haber sido víctima de un intento de magnicidio, dado que los policias golpistas apostados frente al hospital lograron impactar cuatro veces el vehículo del presidente. El saldo final de la intentona fue de cinco muertos y 193 heridos.

Paraguay 

“Hubo un golpe de Estado parlamentario en el que los argumentos para un juicio político no tienen ningún valor y fueron rebatidos ampliamente por los defensores”, denunció para el 2012 el Presidente Constitucional de Paraguay, Fernando Lugo.

Lugo fue apartado del cargo a pedido de la Cámara de Diputados (instancia acusadora). Por mayoría (76 votos contra 1), la Cámara Baja aprobó el libelo acusatorio para someterlo a juicio político.

Federico Franco, quien era el vicepresidente de Lugo, fue el que asumió ilegalmente la presidencia de la República tras el golpe parlamentario.

Luego de estar en silencio, Fernando Lugo volvió a la política en el año 2013 y ocupa actualmente un lugar en el Senado por el partido Frente Guasú, hasta el 2018.

Brasil

El  “impeachment” contra Dilma Rousseff concluyó con su destitución definitiva este miércoles 31 de agosto.

Hasta el último momento, la expresidenta de Brasil y sus defensores sostuvieron su inocencia y acusaron a los promotores de su suspensión de perpetrar un “golpe de Estado“.

En mayo, cuando Rousseff fue alejada de manera preliminar de su cargo para defenderse en el juicio político que concluyó hoy, BBC Mundo conversó con analistas políticos y expertos en aspectos constitucionales sobre si lo que acontecía en el Congreso podía llamarse un golpe.

La decisión automáticamente confirmó como nuevo presidente de Brasil a Michel Temer, el vicepresidente que venía ejerciendo como interino desde el 12 de mayo y al que Rousseff se ha referido como líder de los golpistas