Inicio » Internacionales » Viernes negro tras victoria del Brexit

Viernes negro tras victoria del Brexit

Los bancos eran los principales afectados por el desplome general
    Compartir

ÚN | AFP.- La victoria del Brexit en el Reino Unido hundía este viernes los mercados, y en particular los valores bancarios, y provocaba una estampida de los inversores hacia valores refugio.

La libra esterlina cayó a su mínimo en 31 años frente al dólar y se negociaba al final de la mañana a 1,3229 dólares, con una devaluación de 10% respecto al cierre de la víspera.

El euro retrocedía un 4,5% en relación con el dólar hacia el mediodía y cotizaba a 1,1124 dólares, frente al valor de 1,1422 al cierre del jueves. Durante la noche, a medida que se perfilaba la victoria del Brexit, el euro llegó a caer incluso hasta los 1,0913 dólares, su mínimo en cuatro meses.

Las bolsas europeas operaban con fuertes bajas, aunque algo menores que en las primeras operaciones, bajo el impacto de la victoria de los partidarios de la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE) en el referéndum celebrado la víspera.

Hacia las 10H10 GMT, el índice Footsie 100 de Londres caía 5,03%, el Dax 30 de Fráncfort un 6,52%, el CAC 40 de París un 8,32%, el FTSE-Mib de Milán 9,81% y el Ibex 35 de Madrid 10,20%.

En Asia, el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio cerró con una caída de 7,92% y el Hang Seng de Hong Kong perdió 2,92%.

“Los británicos votaron (por el Brexit) pese a las advertencias de la enorme mayoría de los expertos económicos. No hay que sorprenderse entonces de que esta mañana los resultados del referéndum provoquen oleajes en los mercados financieros globales”, dijo Daniel Vernazza, economista de Unicredit Research.

Los bancos eran los principales afectados por el desplome general.

En Londres, el Royal Bank of Scotland (RBS) perdía 18,08%, Barclays 18,64% y Lloyds Banking Group 21,34%.
En Madrid, el Banco Santander, primer banco de la zona euro por capitalización y con el Reino Unido como su principal mercado, se desplomaba 18,63% y BBVA perdía 15,93%.

El Banco Central Europeo (BCE) aseguró que el sistema bancario de la zona euro “es resistente en términos de capital y liquidez” y se dijo dispuesto a aportar euros u otras divisas para aceitar los engranajes del crédito.