Volvamos al campo | Plaguicidas biológicos

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

En momentos de dificultad es cuando se debe innovar y volver la mirada al campo para empezar a utilizar lo que él nos depara.

Por eso hoy les presentaré una serie de plantas que sirven como repelentes de insectos y cómo prepararlos.

Ajo: se toma un cuarto de kilo de ajo y se macera, luego se vierte en un litro de agua y se deja en reposo por un aproximado de 20 horas; se le agrega un poquito de aceite mineral y media barra de jabón azul para luego mezclarlo, luego se diluye esta solución en 30 litros de agua y esto servirá para controlar los gusanos, áfidos y mariposas.

Lechosa: se muele un kilo de semillas junto con un kilogramo de hojas, luego se mezcla con media barra de jabón azul y se diluye esa solución en 50 litros.

Esto servirá como fungicida. Flor de muerto: se machaca medio kilo de flores y se le agrega aproximadamente cinco litros de agua hirviendo y se deja reposar hasta que se enfríe.

Luego se mezcla un litro de la infusión en 20 litros de agua aproximadamente. Es útil para combatir chinches y la mosca blanca.

Es el momento de seguir impulsando los bioplaguicidas y desprendernos de una vez por todas de los agroquímicos que además de ser excesivamente caros, dañan nuestro organismo e incluso pueden provocar la muerte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×
Publicidad
×
Publicidad
×