Siete migrantes fallecen en la frontera México-EEUU

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Siete migrantes, entre ellos dos bebés, un niño y una mujer, fallecieron tratando de cruzar la frontera entre México y Estados Unidos (EEUU), informaron autoridades de Texas.

De acuerdo con medios internacionales, se cree que la mujer y los tres niños fallecieron el pasado domingo antes de que Patrulla Fronteriza de los Estados Unidos los encontrara cerca del río Bravo en el sur de Texas, estado de EEUU. Las autoridades señalaron que la principal causa de muerte de los migrantes, provenientes de países de Centroamérica, podría ser la exposición al calor y la deshidratación., reseña AVN en su portal web.

“Las temperaturas extremas durante esta época del año pueden ser fatales”, dijo Raul Ortíz, agente de la patrulla del sector de Del Río, citan medios internacionales.

Ante esta situación, el presidente de México, Andrés Manuel López Obrador lamentó el fallecimiento de los migrantes en la zona fronteriza.

“Es muy lamentable que esto suceda, siempre lo hemos condenado, que por mayor rechazo en EEUU hay gente que pierde la vida, en el desierto o cruzando el río Bravo, siempre lo hemos condenado y no lo deseamos”, expresó el Presidente mexicano.

Para detener el flujo de migrantes – como parte de los acuerdos firmados entre EEUU y México –, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador desplegó en la frontera aproximadamente 15.000 efectivos para atender la situación en la frontera sur, más seis mil efectivos que se encuentran en la frontera con Guatemala.

En este sentido, López Obrador aseveró que las fuerzas militares tienen órdenes de controlar el flujo migratorio en la frontera, basándose en el respeto a los derechos humanos, haciendo referencia a un video que fue publicado este fin de semana, en el que se observa a fuerzas del Estado deteniendo a una familia para impedir su cruce hacia EEUU por Ciudad Juárez, refiere la agencia de noticias rusa Sputnik.

“Vamos a revisar el caso, para que no vuelva a suceder, porque no es esa nuestra función; tenemos que evitar que aumente el flujo migratorio; pero respetando los derechos humanos, atendiendo las causas”, indicó.

Solo en mayo, fueron detenidos más de 144.000 migrantes de Guatemala, Honduras y El Salvador en la frontera de EEUU con México, lo que representa un aumento del 32% con relación con el mes de abril.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print