Piden reactivar piscinas de Naiguatá

Los atletas deben practicar en las playas de Camurí Chico. JESÚS GAZZANEO
Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Los nadadores de Vargas llevan dos años sin poder hacer sus entrenamientos en piscina, debido a que la única pileta para ello, ubicada en el complejo de Naiguatá, está sin las bombas que purifican el agua, informaron padres y representantes de los deportistas, que pertenecen al club de natación “Tiburones de Vargas”.

Señalaron los representantes que dichas bombas (2) fueron retiradas hace 2 años, para su mantenimiento; pero aún no se sabe su paradero y hasta la fecha, nadie ha dado información sobre esta situación.

Este complejo de piscinas fue creado para el entrenamiento de los chicos y chicas. El caso es que los deportistas se han visto obligados a realizar sus prácticas en la playa de Camurí Chico, en la parroquia Caraballeda, lugar que según los técnicos no es el adecuado.

El entrenador Evelio Rojas, indicó que se ha visto una baja en el rendimiento de los nadadores. Aseguró que el nivel técnico no se logra en playa como en las piletas. “El oleaje, el agua salada y la densidad del agua hacen que el nadador tenga un 25% de flotabilidad; pero en las piscinas el atleta se esfuerza más, lo que hace que tenga que hacer un mayor esfuerzo”, indicó.

Aseguró que se ha visto una merma en las competencias sin lograr los objetivos, lo cual preocupa a entrenadores y las familias. Hacen un llamado a las autoridades para que activen el complejo de piscinas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×