Pan canilla supera los Bs 20 mil en Caracas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Desde Bs 6 mil hasta Bs 25 mil son los precios establecidos en panaderías y comercios, en el área metropolitana de Caracas, para la venta del pan, según su presentación.

La canilla, el francés y dulce son los de mayor demanda de las familias, pero son los menos producidos por panaderías y comercios debido al alto costo de la materia prima y su deficiente retorno de inversión, según indicaron los panaderos.

Por ello, dirigen su producción hacia el pan campesino, sobado, gallego y panes rellenos con cremas dulces o frutas, cuyo costo ronda en promedio en Bs 12 mil. En sectores populares del municipio Libertador, estos panes se consiguen desde Bs 16 mil, y en el municipio Chacao y Sucre en Bs 22 mil.

Los panaderos artesanales y panaderías populares se han vuelto una alternativa ante los elevados costos del pan, pues mantienen un precio acorde con la economía familiar, lo que garantiza ofertar productos de calidad y a la vez les permite a los panaderos una ganancia sobre 30% de la inversión realizada, indicó Francisco Fariñas, integrante del frente panadero Hugo Chávez de la parroquia 23 de enero, del municipio Libertador.

Para producir el pan es necesario harina de trigo, azúcar, sal, levadura, manteca y aceite, los cuales son productos importados en su mayoría pero suministrados por instituciones públicas como Inmerca, Sunagro y Molinos de Venezuela, entre otras, a precios subsidiados a comercios, panaderías y panaderos artesanales.

“No me explico por qué el alto precio del pan y la producción de lo que convenga”, comentó Fariñas al referirse a que las panaderías ofertan dulces y panes rellenos que son más costosos.

Asegura que en la parroquia del 23 de Enero se ha vuelto común la visita de personas de otras localidades para comprar el pan, pues tienen precios establecidos de la canilla en Bs 5 mil, el sobado en Bs 9 mil y la tunja dulce en Bs 3 mil.

“Desde hace más de 9 años estoy aquí en el 23 de Enero con esta panadería y con el frente panadero; aquí generamos empleo directo a siete personas pese a la situación económica, y la actividad permite mantenernos y dar atención a la comunidad con el pan. Trabajamos y confiamos en nuestro país”, expresó Fariñas.

Esta panadería ha incorporado iniciativas productivas para la comunidad en materia de repostería y heladería, así como la cultura del reciclaje al promover el uso de bolsas ecológicas o telas para la compra del pan y otros artículos que se expenden en el local.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print
Publicidad
×